«Ingenuidad» peligrosa

No faltan quienes intentan burlar la legislación aduanera y el trabajo del personal de terminales aéreas y portuarias con el fin de introducir drogas y otros productos ilegales, pero la responsabilidad y pericia de quienes laboran en la frontera, apoyadas por modernos medios técnicos, les cierran el paso

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

¿Quién podría imaginar que en el interior de unas pelotas de béisbol, en el doble fondo y los laterales de una maleta, en las bobinas de unas bocinas de audio para autos, o incluso en una simple peluca, podrían ocultarse paquetes de cocaína, marihuana y otras drogas?

¿Pudiera alguno de nosotros sospechar que pichones de tomeguines y sinsontes son llevados de un lado a otro en bolsas adheridas al cuerpo para intentar burlar el trabajo del personal aduanero; o que alguien ocultaría medicamentos en latas de cerveza y grandes cantidades de dinero en el interior de discos duros y lectores de CD?

Detectar estas violaciones de la legislación vigente en el país no ha sido fácil, pero quienes laboran en las distintas líneas de enfrentamiento de la Aduana General de la República (AGR), y se apoyan además en modernos medios técnicos, no han cejado en su empeño de garantizar, desde las fronteras aéreas y marítimas, la protección y seguridad de nuestra sociedad y el enfrentamiento al narcotráfico y el terrorismo.

Efectividad en frontera

Alcanzar mayor nivel de efectividad en el combate contra el terrorismo, el tráfico de drogas y sustancias psicotrópicas, el contrabando y otras actividades ilícitas es un gran desafío que asume la AGR.

El escenario actual, caracterizado por el incremento del número de viajeros cubanos y extranjeros, la crisis económica que incide en la decisión de emigrar o viajar, y la flexibilización que ofrecen las recientes regulaciones aduanales implementadas, demanda de los trabajadores de la Aduana una preparación mayor, explica Moraima Rodríguez, jefa del Departamento de Análisis de la Dirección de Enfrentamiento de la AGR.

El incremento de la exportación de bienes y servicios y el desarrollo perspectivo del puerto del Mariel, como centro del flujo de mercancías en el país, así como el del puerto de La Habana, con fines turísticos, también son elementos que tendrán un impacto en la organización y desarrollo del enfrentamiento aduanero en condiciones de nuevo tipo, añadió la especialista.

La presencia de cámaras de videoprotección, equipos modernos de Rayos X, otros especializados como el Ionscan, con el que no es necesario «molestar» al pasajero, y el Bodyscan, de reciente adquisición —que permite la detección de acciones de contrabando intra y extracorporales— no determinan, por sí solos, el éxito del enfrentamiento a las disímiles violaciones de la ley que se detectan en la frontera.

Es la preparación constante del personal que trabaja en nuestras terminales aéreas y portuarias, y su experiencia acumulada, lo que nos garantizará la rápida detección y toma de posición ante violaciones de este tipo, explica José Luis Muñoz Toca, director de la Técnica Aduanera de la AGR.

La lucha contra el tráfico y consumo de drogas y otras sustancias es uno de los objetivos fundamentales en el enfrentamiento aduanero en frontera, y como vemos a diario, es vital «estar a la viva», pues las maneras astutas de intentar evadir nuestro trabajo aumentan, agrega Moraima.

«Huevos fértiles de aves para incubar en latas de café y chocolate, dinero escondido en jarrones, tabaco y sus habilitaciones adheridos al cuerpo y paquetes de cannabinoides sintéticos en forma de incienso, sustancias aromatizantes, paquetes de refresco y condimentos en el equipaje facturado, son ejemplos fehacientes de cuán inescrupulosos pueden ser quienes intentan importar droga al país o formar parte de actividades ilícitas y de contrabando», detalla.

Suman 18 los casos detectados por la frontera aérea hasta el 25 de junio del presente año en lo concerniente al narcotráfico, ante lo cual estamos muy atentos, porque desde 2008 el incremento de este tipo de ilegalidad ha sido sostenido, explica la especialista.

«Hasta el 25 de junio de este año se han asegurado 17,22 kilogramos de droga, de los cuales 12,54 son de cocaína; 0,91 kilogramos de marihuana y 3,77 kilogramos de cannabiméticos, drogas de síntesis o diseño que, bajo apariencias inofensivas y atractivas, han aparecido recientemente en nuestro contexto», especificó Moraima.

En cuanto a la seguridad nacional, agrega, otra de las misiones fundamentales es el enfrentamiento al tráfico ilegal de armas, explosivos, municiones y sustancias químicas, biológicas o radiactivas, así como en lo relativo a la entrada de medios y equipos con fines subversivos.

Denota ingenuidad el hecho de que se quiera entrar al territorio nacional con este tipo de artículos y con otros que permiten el camuflaje de drogas y estupefacientes, insiste el teniente coronel William Pérez, vicejefe de la AGR. «Para la Aduana el canal aéreo es el más complejo y peligroso en cuanto al enfrentamiento al narcotráfico, el contrabando y la labor subversiva, y nuestro personal está capacitado con excelencia para ello, pues la seguridad del país está en nuestras manos».

No solo la tecnología apoya el trabajo en las terminales aéreas, pues las unidades de la Técnica Canina de la Aduana, entrenadas en distintas especialidades, aportan su granito de arena mediante el marcaje que hacen en los equipajes «sospechosos», agrega.

Precisamente el pasado día 24 se le otorgó a la Aduana del Aeropuerto Internacional José Martí el primer premio del evento A las buenas prácticas de gestión con canes 2012. Este es el principal punto de frontera de Cuba, en el que el enfrentamiento al narcotráfico internacional cobra vital importancia por sus niveles de incidencia.

Equipamiento de avanzada, eficiente técnica canina… pero sobre todo compromiso y pericia de hombres y mujeres: la AGR perfecciona su labor para alcanzar mayor efectividad en el combate contra los actos ilícitos en frontera.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.