Con todo incluido

Mar, arena, música para todos, desfiles de moda, bailes, conciertos, deportes, competencias acuáticas, juegos de participación y la buena compañía de familiares y amigos: una mezcla que diseñaron la UJC y el proyecto Por un Mundo Mejor (PMM) en la playa Santa María, como parte de la idea vacacional Alegría que nos une

Autor:

Susana Gómes Bugallo

Como mandado a hacer para la actividad que ocurriría en la playa Santa María, se presentó el sábado último. El cielo nublado garantizó la diversión prolongada sin necesidad de protegerse del sol. ¿Y el mar? Sereno y listo para reflejar, como el espejo que parecía, el disfrute juvenil que trajo Alegría que nos une, esa fiesta de la UJC que, junto al Proyecto PMM (Por un Mundo Mejor), deparó un día de verano inolvidable para los muchachos.

Desde las diez de la mañana comenzó la música. Aunque un rato antes, cuando los chicos de PMM empezaron a armar el enorme escenario, ya los que estaban allí sabían que no podrían irse hasta el final de la fiesta, que sería a las 7:00 p.m.

Elio Bringues, joven y alegre, se reunió con un grupo de amistades añejas de la escuela para festejar. Junto a él, otros bailan o se bañan. Hay para escoger.

«Lo que ocurre hoy está fuera de lo ordinario. Vinimos sin imaginarnos qué iba a pasar, pero esto es muchísimo mejor que la rutina y, con grupos musicales, mejor todavía». Así piensan Angelito Velázquez y Dayana Pereda, dos adolescentes que interrumpieron el juego de voleibol de su grupo para hablar con JR.

Como una pareja de chiquillos amorosos, compartían a la orilla de la playa, entre baile y risas, Zoila Leyva y su esposo. Con los años mozos ya vividos, Zoila confiesa que su segundo apellido es Segura y así se siente en este ambiente. «Me gusta que la juventud tenga donde bailar, divertirse y todo sea sano. Además de los grupos en la tarima, disfruto halar la soga y los juegos».

Reynaldo López, funcionario del Comité Nacional de la UJC y gestor de la idea, comentó: «Hemos venido a la playa por la convocatoria natural que tiene como escenario para los jóvenes y la familia cubana. Traemos un buen proyecto en conjunto con PMM y un grupo de artistas de alta convocatoria como Qva Libre, Laritza Bacallao, Los Cuatro y la Charanga Habanera».

Esta es una de las actividades realizadas como parte del verano. Durante todo el día hubo juegos, competencias deportivas y recreativas. También se proyectaron audiovisuales que promueven el cuidado al medio ambiente. Se convirtió en una gran fiesta con disciplina, equilibrio entre los géneros musicales, buena transmisión de la cultura cubana, sus valores y estética.

Sobre la iniciativa de traer la fiesta a la playa, argumentó Reynaldo: «Es la primera vez que se hace en la arena. Hay que llevar la recreación a donde está la gente, ir al barrio, adonde se necesite. Lo importante es compartir de manera culta, con educación y buenos hábitos».

Anay Sánchez, joven trabajadora de la empresa artística Benny Moré, disfrutó con su familia: «Es una opción factible de las que tenemos los jóvenes en el verano. Me gusta más así porque es un paquete completo, con todo incluido».

Mientras, Lauro González, jefe de brigada de los salvavidas, dijo que aunque no puede divertirse tanto por su labor, es bueno ver a los muchachos así. «La juventud se siente bien y disfruta más hoy que el mar está en buenas condiciones y se pueden bañar mejor. Es una buena opción porque disfrutan la playa y la música sin tener que ir a otro lugar».

Lenise y Laura, Leydi y Daysú son dos parejas de hermanas, vecinas del habanero municipio de Playa, quienes están fascinadas con la idea. «Ojalá las fiestas duren todo el verano. Nos gusta la música y la estamos pasando como si estuviéramos en la mejor playa del mundo. ¡Y con Qva Libre!».

«Me encanta el ritmo electrónico con su onda alegre, que para la playa es magnífica», expresó Dagmaris Baró desde la casa de campaña donde conversaba animadamente con sus amigas. «Esto está muy bueno. Me quedo hasta el final».

Héctor Díaz Yáñez, productor general de PMM, conocido por todos como Hectico DJ, comentó la alegría que sienten los jóvenes del proyecto con esta interacción. «Caminaron más de 70 metros por la arena para montar los equipos de música y la escenografía, pero se está viviendo con alegría. La idea de hacerlo aquí es porque sabemos que la juventud lo disfruta. Es un poco trabajoso para dar el servicio y cargar los implementos, pero es placentera una actuación en la playa.

«La actividad fue el inicio del verano de la UJC y PMM por una juventud unida, Alegría que nos une. Hubo modas, artistas, Dj, circo y mucha interacción con el público que estaba en la playa. Se hicieron, además, actividades de competición en el agua y el Inder promovió juegos de dominó, ajedrez y voleibol», contó animado.

Jennifer Carvajal, una de las muchachas de PMM que baila, modela y anima, confiesa que la actividad le pareció fabulosa y que todos en el grupo piensan lo mismo y están contentos.

Miguel Osnay Colina, miembro del Buró Nacional de la UJC, comentó que la idea fundamental del proyecto es identificar los espacios de recreación de los jóvenes y la familia cubana, definir cómo están caracterizados y qué les agrada y comparten, para incorporar con creatividad, colorido y disfrute de nuestra música otro grupo de elementos allí donde ellos conciben su recreación.

«Es importante también que llegue esa alegría con una buena oferta gastronómica y un diseño visual que permita hacer más agradable el entorno y no sea enemigo de este. Propiciar que la música anime el espacio, que se bañen en la playa, compartan con amigos, bailen y jueguen en la arena y disfruten de varios proyectos artísticos y agrupaciones que están en la preferencia de los jóvenes», concluyó.

La tarde siguió avanzando. Lo que en la mañana teníamos por futuro, unas horas después se había vuelto pasado. Las expectativas son certeza. «¿Cuándo volverán a hacer algo así?», preguntaron algunos muchachos. Sus palabras se convierten en el mejor epílogo de la jornada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.