Seguir fieles al pueblo y a la patria

Develan escultura dedicada a Juan Almeida Bosque. Rememoran asalto al cuartel Carlos Manuel de Céspedes. Honran a Abel Santamaría

Autores:

Nelson García Santos
Lisván Lescaille Durand
Mailenys Oliva Ferrales

SANTIAGO DE CUBA.— Con la presencia del miembro del Buró Político del Partido, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, fue iluminada anoche una escultura monumental a relieve con la imagen del Comandante Juan Almeida Bosque sobre una de las paredes laterales del Teatro Heredia, en esta ciudad.

La escultura, del artista Enrique Ávila González, nos devuelve a Almeida con una tierna sonrisa y la mirada dirigida hacia la estatua del Titán de Bronce, en la Plaza de la Revolución santiaguera.

La obra en acero mide 32 metros de altura por 20 de ancho, y pesa alrededor de 15 toneladas.

En el inicio de la gala, en la que se interpretaron temas antológicos compuestos por el Comandante Almeida, se iluminó la imponente escultura con un novedoso sistema que emite luz naranja, como símbolo del fuego y del carácter del ejemplar guerrillero.

La figura descansa sobre una base, está fijada con pernos a una de las fachadas del Heredia y en el plano inferior izquierdo lleva estampada con la caligrafía de Almeida la frase: «Aquí no se rinde nadie», proclamada por el insigne Comandante en Alegría de Pío, durante uno de los momentos más peliagudos de la gesta rebelde y que deviene principio de los revolucionarios cubanos.

En la ceremonia estuvieron presentes además, Lázaro Expósito Canto, miembro del Comité Central del PCC y primer secretario del Partido en la provincia; combatientes de la gesta del Moncada y familiares del Comandante Almeida.

El otro asalto del 26

BAYAMO, Granma.— Es imprescindible que la juventud cubana sea fiel a su pueblo y a la patria, consciente de que debe estar lista para tomar el cielo por asalto cuando y cuántas veces sea necesario, manifestó Eddie Galán Benítez, primer secretario del Comité Provincial de la Unión de Jóvenes Comunistas en Granma, durante el acto por los 60 años del ataque al cuartel Carlos Manuel de Céspedes, celebrado en la tarde de este miércoles.

Con la presencia del Comandante de la Revolución Guillermo García Frías y del Héroe de la República de Cuba, general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, miembro del Buró Político del PCC, se rememoraron aquí los históricos sucesos del 26 de julio de 1953.

A 60 años de aquella gesta, en los predios del otrora cuartel Carlos Manuel de Céspedes, hoy Parque Museo Ñico López, los bayameses evocaron los hechos que sacudieron a su ciudad aquel amanecer, cuando la juventud cubana no dejó morir al Apóstol en el año de su centenario.

Bajo el ideal martiano, Eddie Galán Benítez convocó a los más nuevos a continuar con el legado de aquella generación gloriosa.

Sonia Virgen Pérez Mojena, primera secretaria del Partido en este territorio, destacó que el 26 de Julio es una fecha que llama a la reflexión y al debate, para seguir defendiendo la Revolución socialista que hoy disfrutamos.

El acto contó con las presentaciones del cantautor Augusto Enríquez y del grupo de baile Bienadanza, entre otros artistas.

Estuvieron presentes además los asaltantes a este enclave militar, Ramiro Sánchez y Agustín Díaz Cartaya, y los expedicionarios del yate Granma Arsenio García y Enio Leiva.

Durante la jornada también fueron condecorados por las máximas autoridades del territorio 60 jóvenes destacados de diferentes esferas, con la distinción Del esfuerzo la victoria, máximo reconocimiento que entrega el Buró Provincial del Partido en Granma.

Multitudinario homenaje a Abel

ENCRUCIJADA, Villa Clara.— Un pueblo inspirado en los ideales de Abel Santamaría Cuadrado desbordó aquí la víspera la plaza que se honra con su nombre, para celebrar el aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Sencillo y emocionante fue el homenaje en su tierra natal al Segundo Jefe del Movimiento 26 de Julio, quien fuera vilmente asesinado ese día de 1953 por los esbirros de la tiranía batistiana.

Se recordó a su hermana Haydée y también a los otros cuatro combatientes villaclareños de aquella gesta: Roberto Mederos Rodríguez, Elpidio Sosa González, Pablo Agüero Guedes y a Osvaldo Socarrás Martínez.

Julio Lima Corzo, miembro del Comité Central y primer secretario del PCC en Villa Clara, destacó la grandeza de Abel, a quien Fidel calificó como el más generoso, querido e intrépido de los jóvenes de la Generación del Centenario.

Se refirió también a la trascendencia histórica de la gesta del Moncada y, en particular, a la fibra revolucionaria de Abel Santamaría, cuya digna actuación lo inmortalizó.

Tras subrayar que su ejemplo constituye una inspiración para nuestro pueblo, Lima Corzo convocó a los villaclareños a meditar profundamente en el llamado del Presidente Raúl Castro, en la reciente sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, a fin de enfrentar las indisciplinas sociales, las ilegalidades y la corrupción.

Añadió que los dirigentes tienen que ser ejemplo y que el apego a la ley debe caracterizar a las entidades estatales, así como a la necesidad de enfrentar de modo enérgico los fenómenos negativos en la sociedad.

Durante el acto, el Partido y el Gobierno en la provincia entregaron reconocimientos a este municipio, a la Asociación de Combatientes, por ser digno ejemplo para las nuevas generaciones, y a empresas e instituciones destacadas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.