Un buen motivo para continuar

El Ballet Nacional de Cuba y la editorial Capitán San Luis también celebraron este 23 de agosto, de un modo muy especial, el aniversario 53 de la Federación de Mujeres Cubanas

Autores:

José Luis Estrada Betancourt
Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.— Amaneció la tierra indómita este 23 de agosto con la presencia de Vilma en cada sonrisa de las féminas, quienes amasaron 53 años de motivos para festejar la creación de la FMC. Por eso el día comenzó en las apacibles montañas del Segundo Frente, donde pervive el espíritu libertario de la mujer cubana en el mausoleo donde descansan los restos de la eterna Presidenta de la FMC, hasta donde llegaron las flores en las manos de jóvenes federadas.

Luego las santiagueras se reunieron en acto nacional, entre las calles Carretera del Morro y Gasómetro, junto a sus dirigentes, fundadoras y autoridades locales.

Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la organización, explicó la importancia del protagonismo femenino en las últimas décadas.

La también integrante del Comité Central del Partido manifestó el orgullo de nuestras mujeres por el reconocimiento que les hiciera el General de Ejército Raúl Castro Ruz en el acto central por el aniversario 60 de la gesta del Moncada, y destacó el empeño de los máximos dirigentes de la Revolución en la batalla por el ejercicio pleno de la igualdad de género.

Sobre las disímiles tareas por hacer en el camino al 9no. Congreso, que se celebrará en marzo de 2014, señaló que «resulta decisivo perfeccionar la labor de orientación y preparación de la familia, el trabajo preventivo, educativo y de atención social para reforzar los valores patrióticos y ético-morales, y enfrentar de manera contundente y sistemática las manifestaciones de indisciplina social y otras conductas que denigran la dignidad humana».

Amarelle Boué entregó a Surina Acosta Brooks, máxima representante de las federadas santiagueras, un reconocimiento especial del Secretariado Nacional de la FMC por los destacados resultados en el trabajo y por la activa y entusiasta participación de las mujeres en la recuperación de los daños ocasionados por el huracán Sandy.

Vilma, una vida extraordinaria

Por la indudable cercanía que existía entre dos de las mujeres cubanas más sobresalientes de todos los tiempos, la editorial Capitán San Luis no pudo encontrar un mejor espacio que la sede del Ballet Nacional de Cuba para presentar, justo este viernes 23 de agosto, el libro Vilma, una vida extraordinaria.

Y es que para nadie era un secreto que quien fundara la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) sentía verdadera devoción por la prima ballerina Alicia Alonso, como lo enfatizó Juan Carlos Rodríguez, encargado de la selección, organización de textos, fotografías y narración de este volumen, que sobresale tanto por los testimonios recogidos, como por el diseño interior y realización de Sissy Díaz Sandoval.

Allí donde radica la compañía danzaria más internacional de la Isla, Juan Carlos Rodríguez convocó a la lectura de Vilma, una vida extraordinaria, no solo recordando aquellos pasajes en que la notable revolucionaria, por ejemplo, siendo una joven formó parte del elenco que interpretó El lago de los cisnes en Santiago de Cuba, sino que descubrió ante los integrantes de la compañía las diferentes facetas que hicieron de Vilma Espín una mujer ejemplar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.