El soporte criollo de Yoyi

Jorge Jorge, un camarógrafo del telecentro Tunas Visión, creó un criollísimo  Jimmy Jib para ampliar las posibilidades de su cámara y conseguir planos desde diferentes posiciones

Autor:

Juan Morales Agüero

LAS TUNAS.— Un singular y extravagante artefacto utilizado por un camarógrafo del telecentro local Tunas Visión, en el curso de las coberturas de los últimos actos masivos en la Plaza de la Revolución Mayor General Vicente García González, ha picado la curiosidad de muchos tuneros.

En efecto, se trata de un Jimmy Jib —nombre comercial con el que se conocen internacionalmente los soportes para las cámaras de grabación—, obra de la agudeza y la originalidad de Jorge Jorge, un profesional que intenta siempre colocar su talento a la altura de las circunstancias.

Yoyi, como lo llaman sus colegas, quiso con esta suerte de ornitorrinco tecnológico ampliar las posibilidades de su cámara para tomar planos desde diferentes posiciones. Y, a juzgar por los resultados, parece que activó el botón de los aciertos.

Se trata de un equipo —en el mercado internacional tienen un valor de alrededor de 800 dólares por unidad—, que, como decimos los cubanos, es un invento criollo, diseñado para resolver urgencias y limitaciones. Su tutor lo armó utilizando los más diversos elementos estructurales. Y ese es su valor agregado.

«Comencé a redondear la idea a partir del estudio de tres diseños de Jimmy Jib —dice este innovador de 51 años de edad y 13 detrás de la cámara. De uno tomé las barras, de otro el cabezal y de un tercero el contrapeso y la plataforma. Luego vino lo complicado: construir y armar mi soporte con toda esa recortería».

Según Yoyi, tuvo que ingeniárselas. El cabezal lo concibió a base de segmentos de platina. La base donde descansa la cámara pasó primero por la fundición y luego por el montaje sobre un trozo de madera. Las barras y la plataforma son de tubos metálicos, previamente torneados y soldados. Y los contrapesos fueron antes discos de volantes de carros.

«Mi equipo mide tres metros de altura y es capaz de hacer todos los movimientos que hacen los originales de fábrica, asegura. Puede girar hasta 360 grados y tomar todo tipo de planos, incluyendo los que se obtienen desde arriba, algo necesario que estábamos impedidos de hacer. Incluso sirve para ser utilizado en el trabajo dentro del estudio».

Para hacer más completas las potencialidades técnicas de su originalísima grúa —o cuello de jirafa, como también la llaman en el gremio— Yoyi le acopló un equipo de DVD defectuoso, cuya pantalla le sirve como referencia.

Cuando en un acto masivo alguien se asombre ante este equipo ciento por ciento cubano, piense que detrás de su factura hay alguien con voluntad para sobreponerse a las dificultades y hacer de su labor un acto de creación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.