Música y arte en el corazón

«Con la música y el arte no solo se aparta la tristeza, sino que se tocan las fibras y los sentimientos de las personas», comentó a JR la camagüeyana Mabel Cabrera Comet, delegada directa al XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY. —Cuentan sus amigos que Mabel Cabrera Comet, una joven camagüeyana de 25 años, es todo un acontecimiento cuando llega a la escuela primaria Josué País García, y que en el Edén, barrio donde vive, la conocen hasta las piedras.

Mabelita, como cariñosamente la nombran sus padres, es una instructora de arte y danza que tiene «revuelta» a toda la escuela: «Me gusta tanto mi son cubano, mi cubanía, que no dejo de enseñarlo a mis muchachos», comentó la integrante de la Brigada de Instructores de Arte José Martí, quien resultó elegida delegada directa al XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que se realizará del 7 al 13 de diciembre próximo en Quito, Ecuador.

Con la música y el arte no solo se aparta la tristeza, sino que se tocan las fibras y los sentimientos de las personas, se engrandece el amor a nuestras raíces… a la patria, afirmó Mabel.

La joven definió las razones que la hacen acompañar la causa de los Cinco, de sus madres, esposas, hijas, hermanas. «Para ellas mis respetos por ser gigantes de amor que dejan sus huellas en todas las cubanas».

Quizá de las cualidades de Mabel, la que más resalte sea su modestia. «Este ramo de flores que me obsequió la Federación de Mujeres Cubanas es mi regalo para Gretel, mi compañera, quien es una maestra ejemplo que nos hubiera representado también con tremenda dignidad en el Festival», significó la brigadista a Juventud Rebelde.

Su padre, Romelio, quien no paraba de abrazarla y besarla, dejó escapar en alta voz sus pensamientos: «Tu mamá (Marlén) y yo estamos muy orgullosos, porque has escogido el camino de la familia, el de la lealtad a la Patria».

Y mientras la Josué País vestía sus mejores galas para un matutino especial,  en el que participaron cerca de 700 pioneros y 106 trabajadores de esta escuela primaria, Vanguardia Nacional por diez años consecutivos y merecedora del Premio internacional que otorga la Unesco, Pilar por la paz, por sus resultados integrales, los nombres de Ramón, Antonio, Gerardo y Fernando se coreaban a viva voz , exigiendo su libertad inmediata.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.