Un grito con toda la fuerza de nuestra música (+ Fotos)

Ha sido la música de la nación, con su fuerza huracanada, la que reclamó el regreso a casa de cuatro hijos de esta tierra

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Ha sido la música de la nación, con su fuerza huracanada, la que reclamó por cuatro hijos de esta tierra. Con los colores del son, la poesía de la trova, la embriaguez de la noche absoluta que nos deja el bolero y los sonidos contemporáneos de nuestra sonoridad, un grupo de artistas juntaron sus voces por los Cinco en la Tribuna Antiimperialista José Martí.

La velada comenzó con una alocución de René González, Héroe de la República de Cuba, quien agradeció a los artistas y a los miles de personas que acudieron al concierto por la solidaridad expresada, y los instó a continuar la lucha por el regreso de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero.

René invitó a los presentes a escuchar con el alma las canciones de este 12 de septiembre en la Tribuna, como sus hermanos lo estarían sintiendo en cárceles norteamericanas, porque tenía la plena seguridad de que «sus corazones palpitarían al ritmo de esta música». Y con seguridad lo hicieron, pues durante la velada, los asistentes pudieron escuchar los mensajes de los Cinco.

Una sensible interpretación del Ave María, de Schubert, ejecutada por el maestro Frank Fernández, devino opening especial de un concierto que sumó a dirigentes políticos y del Gobierno, personalidades de la cultura, familiares de los Cinco y en el que participó el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

«Ellos volverán. Por supuesto que volverán y estaremos de pie aquí hasta que regresen», dijo el pianista Frank Fernández, quien respondía así a las expresiones del público que exclamaba frases de ¡Volverán! y ¡Regresarán!

Herederos de una tradición vocal impresionante y guiados por la maestra Digna Guerra, el Coro Nacional hizo sonar un impecable Steal away, mientras jóvenes artistas como Laritza Bacallao, Tanmy López, David Blanco, Grettel Barreiro y Tony Ávila invitaron con sus poéticas actuales a todos a exigir justicia en el caso de los antiterroristas cubanos.

Ese legado bolerístico y de la canción cubana nos llegó en las voces de Mundito González y María Elena Pena, pero también desde la solidaria participación del boricua Danny Rivera y de Stephanie Julien —estudiante de la Cátedra Latinoamericana de Música—, quienes extasiaron con un clásico del repertorio latinoamericano como lo es Madrigal.

Momentos especiales de la noche lo constituyeron las sabias décimas de Luis Paz, «Papillo», y Hectico, y el sabor de nuestra música popular bailable, que se hizo presente con el indiscutible tono de Juan Formell y los Van Van, NG La Banda, así como Elito Revé y su Charangón.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.