Rescatar la historia es deber en todos los tiempos

Inició el ciclo de talleres organizado por el Club Martiano Herencia Rebelde, de la Sociedad Cultural José Martí, que tiene el propósito de rescatar la historia del Movimiento 26 de Julio en La Habana

Autor:

Raquel Marrero

El patriotismo es la levadura mejor, entre todas las conocidas, de todas las virtudes humanas. Con esta prédica martiana dio inicio el ciclo de talleres organizado por el Club Martiano Herencia Rebelde, de la Sociedad Cultural José Martí (SCJM), que tiene el propósito de rescatar la historia del Movimiento 26 de Julio en La Habana.

Encabezados por el Doctor Armando Hart Dávalos, miembro del Comité Central del Partido, director de la Oficina del Programa Martiano y presidente de la SCJM, combatientes de la lucha clandestina en la capital conversaron, expusieron y narraron anécdotas, esta vez del accionar del Movimiento en materia de propaganda y prensa clandestina.

Durante la jornada destacados luchadores como Manuel Yepe, Ernesto Vera y Ángel Fernando Vila, entre otros, donaron documentos, escritos, libros, fotos y audiovisuales que atestiguan lo hecho en aquel entonces, sin faltar los testimonios de los que también fueron imprescindibles pero ya no están.

Se conoció que de manera sistemática continuarán realizándose estos talleres temáticos en los cuales se abordarán 14 temas relacionados con la labor de los frentes del M-26-J, como el Grupo de Acción y Sabotaje; el Frente estudiantil; las Brigadas Juveniles; el Frente de Mujeres Martianas; el exilio; los Mártires del Movimiento, entre otros.

Como resultado de esta idea prevén compilar en detalles la historia de la lucha clandestina en La Habana, protagonizada por hombres y mujeres que aún tienen el privilegio de acompañarnos y sienten la necesidad y el compromiso de transmitir sus conocimientos y experiencias.

Los participantes coinciden en que esfuerzos como los que realiza este Club Martiano —integrado por familiares de los héroes y mártires de la lucha clandestina en La Habana— contribuyen a fortalecer ese patriotismo del que nos habló Martí y  que estamos llamados a fortalecer en nuestra sociedad.

De ahí que sus intenciones no se limiten a realizar esas clases de historia ricas en vivencias, sino que aboguen por la presencia de jóvenes y de todos los interesados en conocer y rescatar la memoria histórica de la Revolución.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.