Los nuevos problemas demandan nuevos métodos y formas de enfrentarlos

Los CDR deben actualizarse en correspondencia con los nuevos tiempos, sostuvo José Ramón Machado Ventura en la clausura del VIII Congreso de esa organización. Aprueban 11 objetivos y 17 proyecciones de trabajo

Autor:

Yuniel Labacena Romero

«Los tiempos han cambiado, los CDR y las tareas también, porque después de más de 50 años, el país, su gente, las condiciones necesariamente son otras. Los nuevos problemas demandan nuevos métodos y formas para enfrentarlos y encontrar la posible solución, por ello la organización tiene que actualizarse», afirmó José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, en la clausura del VIII Congreso cederista.

Los CDR representan al pueblo en toda su dimensión, pues su membresía une a adolescentes y jóvenes, mujeres y hombres, trabajadores y amas de casa, campesinos, combatientes, jubilados y pensionados. Son expresión de la unidad del pueblo, refirió el también Vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros.

Machado llamó a trabajar con todos los vecinos y, en especial, con los jóvenes, garantizando el relevo, logrando que se integren y desarrollen sus ideas y actividades con su carácter dinámico y atractivo.

Dedicó su intervención a aquellos asuntos, temas y tareas que se consolidan, están en proceso de cambios y a otras que la mayor organización de masas tiene que acometer con inmediatez y dinamismo en todas sus estructuras.

«El Partido continuará teniendo en los CDR una organización revolucionaria, solidaria, entusiasta y creativa, que trabaja con la diversidad de su membresía», aseveró.

Al valorar el proceso del Congreso, manifestó que este hizo énfasis en las cuestiones de contenido, definiciones y compromisos, y se distanció de todo formalismo y promesas que, en la práctica, restaban credibilidad y mermaban la confianza.

Expuso que en la actualidad los CDR tienen contenidos más definidos e identificados con nuestra realidad, y por tanto más cerca de lo que siente y opina nuestro pueblo. Esto, como señaló, puede y debe facilitar que la respuesta de la masa cederista sea más rápida y efectiva.

El Segundo Secretario destacó que la labor del cuadro o militante cederista consiste en explicar, razonar y convencer, sobre todo, en aquellos casos en que hay verdaderas limitaciones de carácter objetivo, y añadió que la solución llegará, pero no siempre con la premura con que se puede plantear.

Recordó que por recomendaciones de la Primera Conferencia del Partido, la organización realizó un proceso de análisis y adecuación de sus estructuras, actualizó contenidos de trabajo y reformuló la labor de los cuadros. Afirmó que la estructura ha experimentado verdaderas modificaciones y facilita llevar a la práctica el método adecuado, en especial el concepto de atención integral más flexible.

Apuntó que no todo está resuelto en el tema de los cuadros, queda mucho por hacer, y hacer es seleccionar, formar, educar de manera que su sentido de la vida exprese sensibilidad, dinamismo, patriotismo y vocación de vincularse con el pueblo, de vivir, convivir y desempeñar a plenitud las responsabilidades.

Habló también del amplio proceso de renovación en la organización, que comienza a dar frutos, y la racionalidad en cuanto a su ejecución en particular. «El concepto aquí discutido de mantener algunos veteranos por su aporte, su experiencia, otros en edad ya madura y jóvenes cuya presencia estaba proporcionalmente muy disminuida es algo en lo que avanzamos».

En otro momento recordó las tradicionales tareas de la membresía como la vigilancia cederista, misión principal de la organización aunque estamos en otro contexto que se diferencia mucho de los momentos fundacionales de los CDR.

Además mencionó la recogida de materia prima, que aunque hay cambios, no excluye la participación de los CDR y sigue prestando un gran servicio a las tareas de higiene y saneamiento. Puntualizó que las donaciones de sangre constituyen una importante e insustituible tarea, por su significado, que llegó para quedarse y es la tarea más consolidada.

Igualmente hizo alusión a una nueva misión asumida por los CDR y que no ha tenido el impacto esperado. Tal es el caso de los dúos focales en la lucha antivectorial, que no logran funcionar con organización, eficiencia y, lo más importante, que tengan resultados, y en ello, reiteró, los integrantes de la familia cederista son esenciales.

El dirigente partidista también abordó el combate contra el delito, las ilegalidades e indisciplinas sociales al que llamó Raúl en la pasada Asamblea Nacional, muy bien analizado durante el Congreso, y dijo que la organización tiene el reto de ayudar a transformar este escenario de manera creativa y de forma efectiva.

«Hoy reconocemos la existencia de un aumento en las indisciplinas, que las llamamos sociales, pero no están solo vinculadas al comportamiento individual, demostrando desfachatez o falta de modales que reflejan irrespeto a toda norma de convivencia social.

«Estas manifestaciones indeseables dañan no solo la imagen de nuestro pueblo revolucionario, sino también atentan contra las medidas en que, en el orden del desarrollo económico y social, se empeña nuestro pueblo en cumplimiento de los acuerdos del Sexto Congreso del Partido», refirió.

Dijo que estamos en un momento decisivo y hay que pasar de las reuniones y declaraciones a las acciones concretas, llamando a contar al que comete una indisciplina o viola las normas de convivencia.

En su intervención, Machado Ventura mencionó algunos problemas que nos afectan en el ámbito barrial y reconoció la labor de los Destacamentos Mirando al Mar, por la importancia de su trabajo, su sentido patrio y abnegada entrega.

Exhortó a no dar por terminado el proceso Sin tregua contra las indisciplinas sociales y convocó a pasar del dicho a la acción, así como a repetir el proceso, de conjunto con la FMC, en aquellos lugares donde se considere que no se avanzó bien.

El dirigente partidista llamó a emplear todas las energías, argumentos y razones para erradicar esos fenómenos negativos que nada tienen que ver con la sociedad que construimos a costa de esfuerzos y sacrificios.

Proyecciones de trabajo

En el Congreso se aprobaron 11 objetivos y 17 proyecciones de trabajo. Los dictámenes de las tres comisiones, que examinaron temas medulares como la estructura, política de cuadros y tareas de apoyo a la economía, así como también la vigilancia y prevención, ratificaron el dinamismo y la frescura que deben acompañar a la organización.

Entre las propuestas sobresale la adecuación del sistema de vigilancia de acuerdo con  las características y necesidades de cada lugar, así como trabajar de forma sistemática en la reserva de cuadros y en la incorporación de los jóvenes a la misma.

Los delegados se comprometieron a enfrentar de manera priorizada las indisciplinas sociales y reforzar la labor de los Destacamentos Mirando al Mar, además de aumentar la divulgación de la historia de la organización para sembrar en los jóvenes el amor e identificación con esta y sus tareas en defensa de la Revolución.

También continuarán profundizando en el trabajo político-ideológico y en el acercamiento a la familia, rescatando los valores. Igualmente, se mantendrá una atención a la base, con la vinculación directa de los miembros del Secretariado y funcionarios a un área determinada, sin perder la responsabilidad individual.

Como nueva tarea, los CDR, de conjunto con el Ministerio de Salud Pública y sus estructuras, desarrollan el proceso de selección, preparación teórica y adiestramiento de dúos focales.

Nueva dirección nacional de los CDR

Durante la jornada final fue presentada la nueva dirección de los CDR, integrada por 87 compañeros de todo el país y que durante su primer pleno, presidido por José Ramón Machado Ventura, ratificó a Carlos Rafael Miranda como coordinador nacional.

Integran además el Secretariado Ejecutivo  Orestes Llanes Mestre, Vladimir Sauri Bermúdez y Betty Oria González, quienes fueron reelectos como vicecordinador nacional, responsables de las esferas de Vigilancia y prevención e Ideológica y apoyo a la tarea de la economía, respectivamente. Como miembros no profesionales fueron ratificados y elegidos otros 11 compañeros.

Mensaje solidario

Amigos solidarios de Cuba invitados al VIII Congreso trasmitieron un saludo a nombre de sus Gobiernos y pueblos, donde subrayaron el papel de la nación cubana y de su mayor organización de masas.

En representación de las diez delegaciones participantes hablaron Vu Trong Kim, miembro del Comité Central del Partido Comunista vietnamita y secretario general del Frente de la Patria, y Pedro Vázquez, secretario ejecutivo del Frente Continental de Organizaciones Comunales y representante de las organizaciones sociales del Partido del Trabajo de México.

Más cerca de la historia

Minutos antes de la sesión de clausura fue presentado el libro Guardianes de medio siglo, de Ventura Carballido y Rafael Ávila, que mediante testimonios, entrevistas, cronologías, estadísticas y fotografías refiere la extraordinaria labor de la organización en cada fase del proceso revolucionario.

Además, se presentó Cronología para la historia de los Comités de Defensa de la Revolución, un texto de José Antonio Gell, que llega con su cuarto tomo de los años 1981-1990; así como la quinta edición de la multimedia de igual nombre, que refleja los años 1959-2000.

A la clausura asistieron también Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, junto a otros miembros del Buró Político del Partido y del Secretariado del Comité Central, ministros, dirigentes de las organizaciones políticas y de masas, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior. Además, participaron las madres, esposas y otros familiares de los Cinco, junto a René González, Héroe de la República de Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.