Sancti Spíritus cambia

En el centro histórico de la urbe yayabera, «se ve un cambio decisivo. La ciudad volvió a recuperar su prestancia, su dignidad. La gente siente orgullo por ella...Van a cumplir medio milenio y tienen razones para celebrarlo...», expresó el director de la Red de oficinas del Historiador y del Conservador de las ciudades patrimoniales de Cuba, Eusebio Leal Spengler

Autor:

Lisandra Gómez Guerra

Sancti Spíritus.— El centro histórico de la cuarta villa de Cuba respira aires diferentes. Sus colores y arterias han cambiado. Sin perder las raíces, los espirituanos viven jornadas volcadas a transformar el entorno para que el pasado y el presente se conjuguen en una simbiosis. El venidero año tocará las puertas del medio milenio de esta dama que ofrece una nueva imagen.

El director de la Red de oficinas del Historiador y del Conservador de las ciudades patrimoniales de Cuba, Eusebio Leal Spengler, expresó, tras recorrer las principales instituciones en el centro histórico de la urbe yayabera, que «se ve un cambio decisivo. La ciudad volvió a recuperar su prestancia, su dignidad. La gente siente orgullo por ella. Lo importante es darle vida. Van a cumplir medio milenio y tienen razones para celebrarlo ahora y hay que apoyarlos con obras y deberes. Por supuesto, no puede ser con proyectos nacidos de entusiasmos temporales».

El Historiador de La Habana comentó que con las nuevas oportunidades que ofrecen las leyes, con el ejercicio del trabajo por cuenta propia y la creación de cooperativas, se pueden lograr nuevos resultados. Hay que despertar ese entusiasmo en las nuevas generaciones y que sean cultores de su patria pequeña.

El teatro Principal, la Casa de la Guayabera, el museo de Arte Colonial y la Parroquial Mayor son algunos de esos exponentes que enorgullecen a Sancti Spíritus, ya que luego de varias jornadas de intensas labores de restauración exhiben una agradable imagen y cumplen con su objeto social.

La visita del también Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular a Sancti Spíritus permitió establecer los primeros pasos para la creación de una escuela-taller con vistas a la formación de jóvenes de entre 16 y 19 años en oficios importantes como albañilería, carpintería y plomería.

«A través de una formación dinámica se logrará crear una base de trabajo en manos jóvenes, que podrá mantener y conservar esta ciudad. Por supuesto, siempre educando en la base del amor patrio y las costumbres», aseveró Leal.

Sancti Spíritus despierta cada día con nuevas metas. Su empeño no debe ser solo para celebrar su medio milenio. Ella deberá mantener su coquetería y altanería por siempre, gracias al cuidado y respeto de sus hijos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.