Impregnarse de la historia que comenzó en La Demajagua - Cuba

Impregnarse de la historia que comenzó en La Demajagua

Conmemoran el aniversario 145 del inicio de nuestras luchas libertarias. Ofrendas florales a nombre de Fidel y Raúl; de los Consejos de Estado y de Ministros y del pueblo de Cuba fueron depositadas en el mausoleo que guarda los restos de José Martí, mientras otra fue colocada ante la tumba de Céspedes

Autores:

Eduardo Pinto Sánchez
Mailenys Oliva Ferrales

SANTIAGO DE CUBA.— Los santiagueros, fieles guardianes del espíritu rebelde y libertario de los cubanos, rindieron homenaje al Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, y al Apóstol de la independencia, José Martí, en el aniversario 145 del inicio de nuestras luchas libertarias.

Ofrendas florales a nombre del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro; del General de Ejército Raúl Castro; de los Consejos de Estado y de Ministros y del pueblo de Cuba fueron depositadas en el mausoleo que guarda los restos del más universal de los cubanos en el Cementerio de Santa Ifigenia, mientras otra ofrenda fue colocada frente a la tumba de Céspedes.

En la ceremonia militar para el depósito de las ofrendas florales, estudiantes de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, de Arroyo Arenas, y cadetes de la Escuela Interarmas de las FAR General Antonio Maceo, Orden Antonio Maceo, ambas de la capital, protagonizaron la Guardia de Honor en el monumento que guarda los restos de Martí, junto a la unidad de ceremonias que custodia habitualmente el sitio histórico.

Trabajadores, estudiantes, jubilados, combatientes y pobladores de las cercanías del cementerio, acompañados por las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en el territorio, protagonizaron esta tradicional ceremonia.

Como parte de las actividades que conmemoran esta fecha histórica se inauguró en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo la muestra itinerante De Martí a Fidel, de Dos Ríos al Moncada, Hasta la victoria siempre.

Homenaje en La Demajagua

MANZANILLO, Granma.— Este 10 de octubre La Demajagua dejó —al menos por unas horas— de ser museo y espacio apacible para transformarse en una verdadera ebullición de repiques de tambores, campanazos y repaso necesario de los acontecimientos que la colocaron, hace ya 145 años, en el centro de la historia de la nación cubana.

En el emblemático lugar donde Céspedes, junto a otros patriotas y sus esclavos recién liberados, iniciaran el camino hacia la emancipación, se rememoraron algunos pasajes de aquella mañana, ante la presencia de Jorge Cuevas Ramos, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; el general de división Onelio Aguilera Bermúdez, jefe del Ejército Oriental; y los más de 3 000 granmenses que se dieron cita allí.

La ocasión fue propicia para que Sonia Virgen Pérez Mojena, primera secretaria del Partido en la provincia, convocara a las nuevas generaciones a impregnarse de la historia que comenzó a tejerse en La Demajagua.

Fue, además, un momento de compromiso para los jóvenes artistas e intelectuales del territorio, al ser abanderados, justo sobre el suelo empedrado del otrora ingenio, los siete delegados directos de Granma al II Congreso de la Asociación Hermanos Saíz.

Como cierre de la jornada se develó una réplica de la sortija masónica utilizada por Céspedes, que desde estos momentos se exhibe en la figura de cera del prócer, la cual forma parte de la colección del Museo de Cera de Bayamo, único de su tipo en el país.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.