Una prioridad en Cuba - Cuba

Una prioridad en Cuba

El Día Mundial de la Salud Mental se celebró este año bajo el lema «Alternativas frente a la crisis. El valor de nuestros derechos»

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Cuba es uno de los países en el mundo que le otorga importancia a la salud mental como expresión del humanismo de la Revolución, no solo desde la promoción y prevención en la atención primaria de salud sino también desde la atención al enfermo, cuyos derechos como tal deben ser respetados y en su posterior rehabilitación.

La reflexión la hizo el doctor Ricardo González Menéndez, especialista en Psiquiatría y jefe del Servicio de Adicciones del Hospital Psiquiátrico de La Habana, en conferencia de prensa realizada en el Centro Nacional de Promoción y Educación para la Salud, a propósito de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental, este 10 de octubre.

El uso indebido del alcohol y la dependencia a las drogas son factores de riesgo contra los que debemos luchar a nivel macrosocial y también desde el seno de la familia y desde la comunidad, agregó. «A lo largo del tiempo las enfermedades corporales han contado con mayor prioridad en el diagnóstico y tratamiento, pero paulatinamente ha sido indiscutible la vinculación de estas con el bienestar psíquico-emocional».

Estimular hábitos de vida saludables desde edades tempranas, lejos del uso indebido del alcohol y la dependencia a las drogas, propiciar una adecuada organización del tiempo libre, favorecer actividades grupales y fomentar la comunicación con adolescentes y jóvenes, son pilares fundamentales para que desde entonces se «garantice» un adulto sano, señaló la psiquiatra infantil y del adolescente Ovidia Rodríguez.

Para la psiquiatra Paula Lomba, directora del Centro de Salud Mental de Guanabacoa,  el trabajo de promoción y prevención debe realizarse sistemáticamente en el seno de la familia y en la comunidad, como parte de su inclusión en la Atención Primaria de Salud.

Los conflictos en el ámbito laboral pueden ser causa de ansiedad o depresión, por lo que la relación salud-trabajo debe estimularse desde la autoconfianza, el optimismo, la superación profesional, para asumir este como una fuente de disfrute más allá de cuestiones económicas, puntualizó la psicóloga Arlene Oramas, del Instituto Nacional de Salud de los Trabajadores.

Destaca la doctora Carmen Borrego, jefa del Departamento Dependiente de Salud Mental y Abuso de Sustancias del Ministerio de Salud Pública, que en la amplia red de servicios asistenciales con que cuenta el país, caracterizada por la gratuidad y la accesibilidad, se potencia la formación de recursos humanos para atender a quienes lo requieran.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.