Periodismo es decencia, humildad y sensibilidad

Los premios nacionales de Periodismo: Antonio Moltó, Martha Rojas, Juana Carrasco y Gladys Egües, dialogaron este jueves durante casi tres horas con estudiantes de la Facultad de Comunicación, con quienes compartieron experiencias sobre su labor profesional

Autor:

José Manuel Pérez González

Para ser un buen periodista primero se necesita ser una persona decente, humilde y sensible, recomendó el premio nacional de Periodismo José Martí y presidente de la UPEC, Antonio Moltó, a quienes hoy se inician en esta profesión en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Moltó, quien junto a otros de los colegas que han merecido el mayor reconocimiento del Periodismo nacional, mantuvo este jueves un animado diálogo de casi tres horas con los estudiantes, subrayó que ninguno de quienes lo acompañaban —Martha Rojas, Juana Carrasco y Gladys Egües— estaban en ese lugar de reconocimiento porque se lo propusieron, sino por una vida de consagración a un oficio de tanta entrega como el sacerdocio.

Martha Rojas, quien abrió el encuentro, evocó sus experiencias como reportera del juicio del Moncada y de su posterior desempeño en diferentes medios, así como de su trayectoria como escritora. Ofreció, además, útiles consejos a sus futuros colegas sobre cómo ejercer de una mejor manera la profesión.

El Periodismo es un oficio que se sufre y se goza, aseguró Juana Carrasco, e instó a los jóvenes a ser audaces, profundos, y sentir siempre lo que escriben. Rememoró también sus experiencias como reportera en los Estados Unidos, sus vivencias con diferentes líderes mundiales como Salvador Allende y Omar Torrijos y, con especial emoción, recordó su cobertura del crimen de Barbados, en la que entrevistó a la familia Cremata Malberti.

A tener la adarga bien afilada para remover los miedos y a luchar por defender lo que se cree correcto, llamó Gladys Egües. Aseguró que desde su profesión defendió siempre a la Revolución, encabezada por Fidel, el líder más grande de la segunda mitad del siglo XX.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.