¿Cómo debe ser la escuela cubana?

Con el propósito de elevar la calidad del sistema nacional de Educación, un grupo de expertos laboran en el diseño curricular de ese nuevo centro docente al que se aspira

Autor:

Margarita Barrios

Una aspiración de los educadores y de toda la sociedad cubana es elevar la calidad del sistema nacional de Educación. En este sentido, el Ministerio de ese ramo ha realizado diversas acciones en aras de perfeccionar su labor, pero ¿qué debe cambiarse en la escuela cubana actual?

Un grupo de expertos laboran en el diseño curricular de ese nuevo centro escolar al que se aspira, explicó en conferencia de prensa el Doctor Lisardo García Ramis, director del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas.

Y no se trata solo de la modificación de planes y programas de estudio, tema que también se contempla en este perfeccionamiento, sino que va más allá, pues incluye todo el aprendizaje que puede realizar el estudiante dentro del centro docente.

«No solo mediante las asignaturas se forma al escolar;  hay un sistema de actividades y relaciones comunicativas, en las que se incluye a la familia y la comunidad, que dan lugar a los procesos formativos fundamentales. Ese es un cambio esencial de concepto», destacó Lisardo  García.

«El currículo tiene que tener un carácter normativo, pero debe ser a la vez flexible, y esa autorregulación es de la escuela», añadió.

«Aspectos como la formación de una conciencia de productores, el trabajo en grupo de los estudiantes y sembrar las bases para que se despierte el interés por la investigación, deben estar presentes en ese tiempo que el alumno está en el aula.

«De esta manera la escuela se parecerá más a sus alumnos y al entorno donde esté enclavada, y tendrá la posibilidad de formar integralmente a su estudiantado, aprovechando mejor los agentes que participan en la educación, como la familia, las organizaciones y la comunidad, enramado que no se utiliza en muchos casos todo lo bien que se pudiera», dijo.

Lisardo García explicó que otros aspectos vinculados con la carga de materia en las asignaturas no escapan de este proceso de perfeccionamiento e intentan lograr un paso menos abrupto para los alumnos cuando van de la primaria a la secundaria, y de esta a la enseñanza media superior.

Claro que para lograr con éxito cualquiera de estos propósitos es imprescindible una mejor preparación de los docentes, para lo cual el país ha dado pasos importantes, como son retomar las escuelas pedagógicas, donde se forman los maestros para la enseñanza primaria y preescolar, así como formar profesores especializados en una o dos asignaturas para la Secundaria Básica, destacó Lisardo García.

El directivo anunció que en el próximo mayo se realizará una amplia consulta con docentes, familiares y estudiantes para recoger sus opiniones acerca de cómo debe ser la escuela cubana, y en el curso escolar que se iniciará en septiembre de 2014 se empezarán a probar los resultados de esta experiencia en un grupo de escuelas de diversos niveles de enseñanza.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.