Un compromiso que la Patria agradece

Más de 4 000 estudiantes de primer año de las universidades de Ciencias Pedagógicas integran el 41 Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Doménech

Autor:

Margarita Barrios

Ser portadores de una ética pedagógica revolucionaria, que privilegie la justicia por encima de intereses individuales y ser fieles seguidores del legado de nuestros grandes pedagogos, que acompañaron sus postulados educacionales con un acentuado patriotismo, fue el juramento de los 639 estudiantes de primer año de las capitalinas Universidades de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona y Héctor Pineda Zaldívar, que ingresaron este martes al 41 Contingente Pedagógico Manuel Ascunce Domenech.

Al leer el juramento en nombre de los estudiantes, Camila Álvarez afirmó que cumplirán las misiones que les asigne la Revolución, «como herederos legítimos de los miles de jóvenes que marcharon por valles y montañas para realizar la Campaña de Alfabetización».

La bandera que identifica al Destacamento fue recibida por el joven Jonatan Valdespino, y los presidentes de las brigadas de la FEU, en representación de los estudiantes, firmaron el libro Yo soy el maestro, que cada año recoge los nombres de todos aquellos que se comprometen a cumplir con la noble tarea de educar.

La ocasión fue propicia para recordar al mártir de la alfabetización Manuel Ascunce Domenech, en el aniversario 52 de su asesinato, y felicitar a los maestros del país por la Jornada del Educador.

El profesor Alexis Almaguer, quien integró el primer Destacamento Pedagógico, dio la bienvenida a los jóvenes a la Universidad, y afirmó que pueden contar para su preparación con las distintas generaciones de pedagogos.

«La carrera seleccionada por ustedes es de esfuerzo y entrega, tal vez sin el reconocimiento debido de algunos, pero se agranda el corazón cuando pensamos que la Patria nos agradece lo que con amor hacemos», destacó.

En el país ingresaron al Destacamento Pedagógico, en esta ocasión, 4 295 estudiantes que cursan el primer año de Licenciatura en Educación en las 14 Universidades pedagógicas del país.

La tradición data de 1972, cuando al llamado de Fidel 400 jóvenes de décimo grado se alistaron en el primer Destacamento Pedagógico para asumir las aulas de las secundarias básicas del país ante el déficit de docentes.

Aquel plan emergente les permitía, al concluir el bachillerato, ir a enseñar a una secundaria básica bajo la tutoría de un docente de experiencia, y a la vez cursar estudios superiores en un instituto pedagógico.

En el acto se encontraban presentes Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación; Yosvani Montano, presidente del secretariado nacional de la FEU, así como el claustro de profesores de ambas universidades.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.