El arte joven se va de Festival - Cuba

El arte joven se va de Festival

Integrantes de la delegación artística al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes comparten con JR las ilusiones que en ellos provoca la magna cita

Autor:

Jaisy Izquierdo

La Isla irrumpirá en la próxima edición del Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, con sonrisa jovial y mucha música criolla, representada por los 17 integrantes de su delegación artística. Será entonces la cita un jolgorio de corazones hermanados por la cultura y las artes, ese lenguaje universal que atraviesa el alma e inspira revoluciones.

Hace apenas dos años Andy Rubal Bello, de 25 años, fue distinguido como el graduado integral de la Facultad de las Artes, donde estudió la especialidad de Composición Musical. Aunque ahora es el pianista oficial de la banda de Orlando Valle, «Maraca», y además ha trabajado como director musical de los conciertos presentados por músicos como Waldo Mendoza, Raúl Paz y Tania Pantoja, Andy recibe con orgullo la invitación de asistir a la cita de los estudiantes en Ecuador, un feliz corolario a los años de colaboración con la Federación Estudiantil Universitaria, organización para la cual compuso el tema musical de su 8vo. Congreso.

Al Festival llevará un tema de su autoría que ya viene sonando en la voz de Mayra Caridad Valdés, en el cual se mezcla el vallenato con la salsa para regalar una sonoridad muy caribeña, que confirmará en los escenarios que vivimos «en la Isla del sueño, donde la música es la bendición del hombre y de la mujer también».

Cuenta Andy, quien trabaja ahora en la dirección musical del disco de Juan Guillermo, que él tuvo la suerte de participar con nueve años en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que se realizó en La Habana en 1997. «En aquel entonces formaba parte del trío musical Baby Salsa, y aunque fue una experiencia muy divertida, en esta ocasión siento que será como mi primer Festival, pues ahora voy con conocimiento de causa, y sé que representamos a los jóvenes y estudiantes de nuestro país, sus luchas e inquietudes, como la causa de los Cinco.

«El hecho de haber sido seleccionado entre tantos jóvenes artistas de valía y talento me llena de orgullo, y también resulta inspirador que, con mi trabajo, pueda ayudar a que la obra de los artistas cubanos se sienta bien adentro entre los jóvenes del mundo.

El grupo de Tony Ávila, integrado por el guitarrista Javier Valladares, su director musical Lino Lores y el percusionista Armando Osuna, comparte la alegría de estar al lado de los jóvenes, aunque confiesa Valladares que ellos se encuentran entre los más «maduros» del grupo. «Aportamos la experiencia —me dice— y nos rejuvenecemos al defender un repertorio muy cubano y que nunca se pone viejo, con sonoridades tan sabrosas como el son, el changüí, el guaguancó y la guaracha, entre otros».

Recuerda Lores que no es la primera vez que visitan la nación andina, donde han actuado en ciudades como Quito e Ibarra, de ahí que asistir al encuentro juvenil sea también para ellos como visitar de nuevo una casa amiga y compartir en una hermosa fiesta.

Cuando piensa en Ecuador, Eduardo Sosa no para de hablar de sus exuberantes paisajes y del alma noble de su gente.

«Que el Festival tenga lugar en un país como ese es maravilloso. No solo porque Ecuador es uno de los países más bellos que he visitado y volver a disfrutar sus paisajes es un deleite innombrable, sino porque supone además la oportunidad de acercarnos a la cambiante realidad social ecuatoriana, con una figura al frente como el presidente Correa.

«Voy entonces con la expectativa de sondear los intereses de la gente más joven, y contagiarme de la rebeldía y la alegría que los caracteriza, porque cuando se tiene esa edad a uno le sobran las energías y tiene la cabeza llena de mil y una ideas para cambiar el mundo».

El cantautor de Razones, el son que representó a la delegación al XVI Festival, expresó que se siente muy complacido de que lo consideren joven y estudiante, y da gracias a la Unión de Jóvenes Comunistas por este estímulo que le permite además unirse a artistas que admira profundamente.

«Eso nos da la oportunidad de concebir proyectos nuevos, de tener sueños y hacerlos realidad juntos. Se trata de una delegación muy interesante, en la que confluyen repentistas, trovadores y hasta músicos como Baby Lores. Creo que entre todos juntos podemos hacer un buen mejunje», afirma.

Adelanta que en sus presentaciones no faltará un montaje de La Bayamesa, que realizó junto a Laritza Bacallao para celebrar el aniversario 500 de la ciudad de Bayamo, pieza que tiene un simbolismo muy grande por ser la primera canción cubana. Y por supuesto llevará en su garganta lo mejor de la trova cubana. «Silvio, Pablo y Noel son nuestros clásicos, un trío imprescindible para la juventud latinoamericana, y yo en lo personal no tengo ningún complejo al cantar canciones de otros. Al contrario, me siento muy feliz de interpretar esos temas que logran conmoverme. Ser útil haciendo algo que uno ama es una fortuna».

A nadie le quepa duda de que Laritza Bacallao hará «sonar los tambores». La joven asegura que viajará con su música, «esa que me ha caracterizado hasta hoy y por la que me conocen nuestros jóvenes. Con esa deseo llegar a los corazones de los delegados de cada país».

La intérprete de Carnaval se siente feliz de compartir con una delegación de grandes artistas y amigos. «Creo que nos sentiremos como en casa y sumaremos más alegría a los jóvenes del mundo con nuestro arte, ese por el cual trabajamos intensamente y tratamos de hacer lo mejor posible».

Recuerda que, siendo una niña de apenas diez años, su mamá la acompañaba a los escenarios y desde entonces no ha dejado de extender su mano a la organización de vanguardia de los jóvenes cubanos. Pero este evento, para el cual nuevamente la UJC aclama su presencia, tiene para ella un valor añadido: «Es un gran honor porque tengo el gran privilegio de representar a la mujer cubana, y como soy la única fémina de la delegación tengo que imponerle nuestro sello», aclara. Y no titubea su voz para enviarle un mensaje a los jóvenes del mundo: «Que se superen; ser estudiantes no es una etapa de tránsito, como tampoco lo es luchar por los ideales».

Para Adrián Berazaín también Se vale soñar. Tanto es así que este fue el título que escogió para la canción tema de la delegación, «una pieza muy alegre que fusiona la conga y se centra en las maneras de expresarse de la juventud, y que compuse especialmente para este evento», dijo.

«Lo rico del Festival es que de niño, cuando el Festival tuvo por sede La Habana por segunda ocasión, escuchaba hablar de este suceso y pensaba en si algún día podría participar en un evento de tal magnitud. Seguí creciendo y oyendo hablar de las ediciones en Venezuela y en Sudáfrica. Saber que ahora formo parte de ese movimiento me llena de regocijo. Entonces, llegaremos a Ecuador para compartir con muchos jóvenes inquietudes sociales, políticas y de otros tipos, para nutrirnos de esa espiritualidad cultural que nos diferencia y nos une», compartió el cantautor.

Con la magia espontánea de la espinela participará el repentista Héctor Gutiérrez Jiménez, acompañado del poeta Aramís Padilla Martínez y el laudista Dionisio Núñez Montero. Héctor, quien es miembro del Comité Nacional de la UJC desde el 8vo. Congreso en 2004, expresa como su mayor aspiración «que los jóvenes del mundo se identifiquen con estos sueños de justicia que tenemos y que, sin duda, son un referente para todas las generaciones. Por eso queremos transmitir nuestro sentir de solidaridad y necesidad de unidad entre los pueblos latinoamericanos y del mundo, la labor de nuestros jóvenes en este sentido y hacerlo extensivo a todos los que participan en este evento».

También agradece a la UJC que le haya concedido este otro voto de confianza, pues ellos ya estuvieron presentes en el decimosexto Festival, realizado en Venezuela. De esa cita recuerda «con gran emoción la gala del 12 de agosto, dedicada al cumpleaños de Fidel, momento que guardo como uno de los que más ha marcado nuestra carrera. Nos hicimos sentir en todos los escenarios para representar al repentismo cubano, que nunca ha dejado de estar al lado de la Revolución».

Para él, el Festival cobra una extraordinaria importancia «porque el mundo está sufriendo grandes transformaciones económicas y sociales, y es este un escenario importante para que la juventud cubana, nutrida por sus raíces históricas, exprese su sentir».

Héctor y Aramís también lo expresan a su manera, esa que brota plena de la poesía de nuestros campos y que terminó resguardándose como un canto claro en mi cuaderno de notas:

Ya estamos en Festival

Y los jóvenes del Mundo

Unirán su amor profundo

En la línea ecuatorial

En Quito, la capital

De aquella nación hermana

Vibrará cada mañana

El patriotismo visible

De la fuerza indetenible

De la juventud cubana.

Héctor y Aramís

Se vale soñar

No será la guerra, ni la cicatriz en la tierra

motivo de no dar mi amor.

Vengo con colores cambiando pistolas por flores,

paloma y canción.

Eso de girar y luego arreglar el mundo hoy,

se vale soñar por lo menos un segundo.

Puede que me pase de viejo

Y siga contento del joven que soy.

No será un intento si tomo tu mano en el viento

Y te invito de un grito.

Eso de girar y luego arreglar el mundo hoy,

se vale soñar por lo menos un segundo.

Adrián Berazaín

Julio 2013

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.