Malakhov llama a despojarse de los falsos elitismos - Cuba

Malakhov llama a despojarse de los falsos elitismos

La máxima estrella del circuito de ballet de todos los tiempos y ganador de los más renombrados galardones de la danza baila en Holguín

Autor:

Héctor Carballo Hechavarría

HOLGUÍN.— El ballet clásico y contemporáneo puede desempeñar un papel mucho más trascendental en el fomento de la sensibilidad artística y cultural de los pueblos, y una forma de realizarlo sería despojarle de falsos elitismos, que se impusiera el altruismo y sus mejores exponentes se presentaran no solo en las principales capitales del mundo.

La anterior afirmación es del afamado artista de origen ucraniano Vladimir Malakhóv, quien ha sido ovacionado en escenarios europeos como el Bailarín del Siglo, y fue recibida aquí con asentimientos por la prensa especializada que acude a sus presentaciones en el teatro Eddy Suñol de esta ciudad, como parte del espectáculo Un Regalo de Málakhov.

La máxima estrella del circuito de ballet de todos los tiempos y ganador de los más renombrados galardones de la danza agregó en conferencia de prensa que el mundo esta asistiendo a un cambio de época, y en ella, los jóvenes artistas también se están imponiendo con sus nuevas visiones y desempeñan un papel primordial.

«Todo lo que poseo se lo debo en primer lugar al Ballet, por eso ahora, en esta etapa de inevitable declive físico por la edad, mi mayor satisfacción sería poder ofrendar mi arte, mi caudal de conocimientos técnicos, a todos aquellos quienes lo acepten», expresó con humildad Malakhóv, cuyas presentaciones este viernes y sábado en el Suñol son completamente gratuitas.

Entre las piezas que el público aguarda con singular expectativa se incluyen la interpretación de La Muerte de el Cisne y Voyage.

El vencedor del premio Benois de la danza, el más importante del gremio a nivel internacional, hizo patente, también, su gran admiración por la escuela cubana de ballet, y confesó entre sus planes inmediatos tender puntes con otras compañías latinoamericanas, entre ellas, en Chile, Venezuela y la República Dominicana.

En reciprocidad con el artista, varias agrupaciones danzarias del oriente del país participaron la víspera en la gala Un Regalo a Malakhov de los Bailarines Cubanos. En la sala principal del Eddy Suñol se presentaron ayer Danza Fragmentada, de la provincia de Guantánamo, Ad Livintum de Santiago de Cuba, las compañías Endedans y el Ballet de Camagüey, mientras por Holguín actuaron el Ballet de Cámara y Codanza.

Maricel Godoy, directora de esta última compañía y promotora del acontecimiento, calificó como una colosal muestra de desprendimiento el hecho de que el prestigioso artista acogiera a Holguín como escenario de su segunda actuación a Cuba, luego de participar, en 2010, en el 22 Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Desde su graduación en la capital rusa, en 1986, Vladimir Málakhov (1968, Krivói, Ucrania), ha integrado algunas de las más relevantes compañías de su tipo en el mundo, como son el Ballet Clásico en Moscú, la Ópera de Viena, el American Ballet Theatre de Nueva York, el Stuttgart Ballet, en Alemania y el Tokio Ballet.

Ovacionado como uno de los mayores virtuosos de su generación, Málakov ha logrado deslumbrar con su brillante dominio técnico y elocuente lirismo a los más exigentes públicos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.