Como en Candito y Mango Bonito

El último proceso de rendición de cuentas en Artemisa mostró a comunidades implicadas en la solución de sus problemas. En el territorio, la población se comprometió a participar en la solución de más del 40 por ciento de los planteamientos

Autor:

Adianez Fernández Izquierdo

ARTEMISA.— El fin de año reserva buenas nuevas para los pobladores del Consejo Popular Candito, en Candelaria. Finalmente el agua les llegará por conductoras, lo cual lograron en un esfuerzo conjunto entre pobladores y trabajadores de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado.

A esta comunidad el agua llegaba por pipas, y durante años el tema era recurrente en las asambleas de rendición de cuentas, sin solución aparente. Pero este año la inversión se previó, y desde noviembre comenzaron las labores, y fueron los habitantes quienes dieron el impulso decisivo.

Otra experiencia similar ocurre en Mango Bonito, comunidad de montaña en Candelaria, donde los pobladores se han involucrado en la electrificación del poblado y colaboran abriendo huecos, en la colocación de postes, y con alguna que otra merienda para los trabajadores de la Empresa Eléctrica.

Ambos casos no son únicos. Lo demuestran los datos del segundo proceso de rendición de cuentas en la provincia, correspondiente al XV mandato de las asambleas del Poder Popular, en el que la población se comprometió a participar en la solución del 40 por ciento de los más de 13 000 planteamientos. Hasta la fecha se han solucionado más de 4 000.

Según Juan Domínguez Miranda, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, las entidades que más generan planteamientos son la Empresa Eléctrica, Recursos Hidráulicos, Comercio Minorista, Salud Pública y Viales. Especial interés se ha prestado en las asambleas de Artemisa a las indisciplinas sociales que laceran la tranquilidad y el orden ciudadano, buscando desde el barrio alternativas para combatirlas.

Precisó que resta ganar en asistencia a estos espacios, que son esenciales para el intercambio de experiencias entre el delegado y sus electores, así como incrementar la presencia de las entidades administrativas en la comunidad, que tienen también el deber de apoyar al delegado en su gestión.

Aunque ya se efectuó el ciento por ciento de las rendiciones de cuentas, en la provincia se mantiene el contacto entre delegados y electores mediante los despachos. Domínguez Miranda resaltó la importancia de aprovechar estos espacios en los que se puede dar respuesta a muchas problemáticas, para que no lleguen a ser planteamientos en próximas asambleas y la población salga, si no con su problema resuelto, al menos con una explicación convincente.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.