Santiago tiene la palabra - Cuba

Santiago tiene la palabra

Además de los acostumbrados festejos de fin de año, en Santiago de Cuba late otro incentivo: la conmemoración del aniversario 55 del triunfo de la Revolución Cubana

Autor:

Yaima Puig Meneses

Santiago de Cuba.— En las calles de esta ciudad siempre hay gente, mucha gente. Santiagueros o no, quienes cotidianamente las transitan y desafían el asfixiante calor que distingue las jornadas por estos rumbos, hablan con pasión de la historia de este pueblo, de sus andares agitados, de su gente noble y entusiasta.

El último día del 2013 tampoco fue excepción. Esta vez, además de los acostumbrados festejos de fin de año, en Santiago de Cuba late otro incentivo: la conmemoración del aniversario 55 del triunfo de la Revolución Cubana.

Intentando tomarle el pulso a la ciudad, nuestro equipo de prensa salió a recorrer calles y avenidas, a caminar junto a la gente.

Enramada, la calle más populosa de Santiago de Cuba, «el corazón mismo de la ciudad» —como nos dijeron varias personas durante nuestro recorrido—, era un ir y venir indetenible, colmado de una alegría contagiosa, expectante. Nuestros entrevistados no ocultaban el agradecimiento infinito a la gran obra iniciada el 1ro. de enero de 1959, a Fidel, a Raúl y a muchos otros. «A ellos no los olvidaremos jamás», aseguraron.

Orgullosos de convertirse cada cinco años en el epicentro de tan importante celebración, los santiagueros no escatimaron palabras. «Santiago se merece esta celebración, porque Santiago es tradición, independencia, cultura, son y mucho más», nos comentó Santiago Pérez Ferreiro.

Y así también piensan los jóvenes. Por eso Lisandra Rodríguez, una muchacha de apenas 20 años, nos habló también de un «Santiago lleno de expectativas por la conmemoración del aniversario 55  del triunfo de la Revolución. Para el 2014 ansío prosperidad y muchas cosas buenas para todos. Nosotros, los jóvenes, mantendremos el ímpetu legado por nuestros mayores y estoy segura de que con el esfuerzo conjunto venceremos cualquier dificultad».

El ambiente festivo de estas jornadas le imprime brillos diferentes a los inmuebles, aceras, parques, paradas de ómnibus, jardinerías, farolas, señales de tránsito… pero los santiagueros no olvidan. Un año atrás el paso arrasador del huracán Sandy dejó la mayoría de estos lugares en un estado deplorable. Hoy la ciudad luce otra vez sus colores, el centro histórico se recupera y la vida continúa.

«¿Que si se notan los cambios dice usted, periodista? ¡Pero claro! Después del ciclón la recuperación ha sido asombrosa». Y ante tanta espontaneidad uno no tiene más remedio que sonreír y agradecer también, por las tantas manos amigas que hace un año acudieron a esta provincia para comenzar a resarcir las pérdidas materiales.

«Nos hemos recuperado en mucho menos tiempo del que se pensaba. Ahora Santiago está bello y yo no cambio mi provincia por ninguna otra. Me gusta el ambiente que aquí se respira, me gusta todo», nos explicó José Guillermo Bruts.

Y es que, como ellos mismos dicen, «los santiagueros no se destiñen», o lo que es lo mismo, jamás pierden su entereza, jovialidad, espíritu de sacrificio y sentido de pertenencia por esta indómita tierra.

«A Santiago yo lo disfruto y de qué manera, porque es mío, mi Santiago. Esta ciudad es la más bella del mundo. Mira qué limpieza, qué cuidado…», nos dijo Maricela López, una santiaguera de pura cepa.

Definitivamente, Santiago sigue siendo Santiago. Una ciudad hospitalaria, de gente noble y decidida, con calles ruidosas colmadas de historia, que este 1ro. de enero acogerá otra vez las emociones de un pueblo inmenso, indoblegable.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.