No pudieron dividirnos ni derrotarnos

El triunfo del Primero de Enero de 1959 ha sido el suceso más significativo que ha vivido nuestra patria, manifestó el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante el acto por los 55 años de la entrada de Fidel a La Habana al frente de la Caravana de la Libertad

Autor:

Juventud Rebelde

En estos 55 años de Revolución no pudieron dividirnos ni derrotarnos, manifestó el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel, durante el acto por los 55 años de la entrada de Fidel a La Habana al frente de la Caravana de la Libertad.

El también miembro del Buró Político del Partido dijo que el triunfo del Primero de enero ha sido el suceso más significativo que ha vivido nuestra patria.

Díaz-Canel describió las emociones que reviven quienes han realizado el recorrido de la Caravana de la Libertad por segunda vez, junto a los jóvenes que los acompañan en esta reedición, orgullosos de escribir esta página de la historia.

También realzó el simbolismo de que donde antes había un campamento militar de la dictadura, convertido en escuela por la Revolución, se hayan graduado miles de estudiantes, y rememoró las palabras de Fidel durante el acto del ocho de enero de 1959 y sus profecías sobre los desafíos que aún debía enfrentar la Revolución.

La cultura es y ha de seguir siendo la espada y el escudo de la nación ante el imperio, agregó Díaz-Canel, quien destacó que las universidades y los centros de investigaciones sociales son escenarios por excelencia para discutir y reflexionar, para conceptualizar los procesos que vivimos, fundamentar la actualización de nuestro modelo económico y discutir las ideas marxistas, leninistas y martianas.

Debemos estimular el debate ideológico y la polémica, la capacidad de análisis crítico y revolucionario, el comprometimiento con la historia, añadió, e instó a tomar las palabras de Raúl el pasado primero de enero como una convocatoria a la acción y la reflexión.

«La revolución tiene fuerzas para salir airosa de la batalla», recalcó, y para ello debemos cumplir los acuerdos de la Conferencia del Partido y seguir dando cumplimiento a los Lineamientos de la Política Social del Partido y la Revolución».

Llegamos a los 55 años con una obra madura, que se renueva, expresó, y enfatizó que debemos desterrar el inmovilismo, las consignas vacías y los dogmas, y desarrollar la obra de la Revolución en un ambiente de orden, disciplina y exigencia.

El pasado primero de enero, el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros reconoció las muestras de firmeza y sacrificio del pueblo en los momentos más difíciles que ha vivido el país, recordó Díaz-Canel, y destacó el espíritu de solidaridad que ha caracterizado a los cubanos en África y en otras regiones.

Por la obra de la Revolución que trasciende las fronteras, el Gobierno de Estados Unidos no cesa en los intentos de subversión ideológica contra nuestro país, alertó, en especial hacia los jóvenes, por lo que necesitamos de la labor intencionada de la Unión de Jóvenes Comunistas y de las organizaciones estudiantiles.

No estamos cruzados de brazos, afirmó: «El mejor antídoto contra la subversión es hacer las cosas bien en cada lugar, y a eso nos  llamó el General de Ejército el pasado 7 de julio pasado, cuando nos convocó a luchar contra el delito, las ilegalidades y las indisciplinas sociales».

Nuestros intelectuales tienen en las palabras de Raúl un acicate para defender la política cultural de la Revolución, aseveró.

En su discurso, el primer vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros de Cuba, afirmó que estamos obligados a perfeccionar los canales de comunicación de la sociedad.

Celebramos este acto en la imponente Habana, donde nació José Martí, expresó. «Esta ciudad recibió hoy la Caravana y será sede de la cumbre de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la misma Cuba revolucionaria que fue expulsada de la OEA».

En otro momento del discurso comentó que aunque tenemos una economía bloqueada, actualizaremos nuestro modelo económico y seguiremos perfeccionando el Socialismo.

También resaltó el orgullo que sentimos por lo logrado y ratificó la importancia de rendir homenaje a todos los que abrieron el camino cuando parecía imposible.

Igualmente recordó la valentía de Frank, Vilma, Haydée y Celia y el coraje de todos los que nos precedieron en las luchas revolucionarias. Destacó también el valor de los combatientes internacionalistas y de quienes han entendido a lo largo de la historia que la Patria es ara y no pedestal, como enseñó el Apóstol.

Para concluir sus enérgicas palabras, ratificó que los cubanos continuaremos adelante conscientes de las tareas que esperan y de que ante nuevos retos, obtendremos nuevas victorias.

La actividad cultural continuó con la presentación del Coro Nacional de Cuba, a cargo de Digna Guerra, quienes interpretaron Locuras de Silvio Rodríguez.

A continuación, Amaury Pérez, Mayito Rivera, Bárbara Llanes y otros jóvenes artistas interpretaron No lo van a impedir, de la autoría del citado trovador.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.