Declaración de La Habana es muy completa

El texto ayuda a consolidar la Celac e indica el rumbo que toma. Las negociaciones han sido «amigables» y ha contado con «la colaboración de todos» para llegar a los «necesarios consensos», destacó el viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

Como un documento muy completo, que ayuda a consolidar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), catalogó el viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno, a la Declaración de La Habana, uno de los textos importantes que se someterán este lunes al análisis de sus Cancilleres, para luego ser refrendados en la Cumbre de los Jefes de Estado y de Gobierno.

En declaraciones a la prensa, para informar sobre el estado de las negociaciones, apuntó que solo faltaban por consensuar siete párrafos, lo que significa un avance teniendo en cuenta que se trata de un documento de más de 80 enunciados.

Senaló que la negociación de la Declaración de La Habana y de los documentos especiales que aún faltan por acordar —se encontraban listos unos 17 de 25 sometidos al debate— a nivel de Coordinadores Nacionales, estaba a punto de ser concluida esta noche.

Indicó que aunque ha habido puntos de diferencias, sobre todo en matices políticos —perfectamente entendible en materia de Relaciones Internacionales—, las negociaciones han sido «amigables», no ha habido puntos de mayor dificultad y se contó con «la colaboración de todos» para llegar a los «necesarios consensos».

Al referirse a la significación de este documento, Moreno explicó que se trata de un texto principista y político que indica el estado actual de la Celac y hacia dónde va ese organismo de concertación política y de integración.

En ese sentido, el diplomático cubano destacó la importancia de que los representantes nacionales reunidos desde ayer hayan reiterado que el objetivo central de este mecanismo es promover la unidad respetando la soberanía y en apego a los principios del Derecho Internacional y la Carta de Naciones Unidas.

Indicó que los Coordinadores nacionales evaluaron los problemas fundamentales de la región, como la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad, tema central de la II Cumbre que tendrá lugar el martes y miércoles próximos.

Con mucha fuerza se expresó nuevamente el apoyo al reclamo de Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur usurpadas por el Reino Unido.

Destacó además la condena de los miembros de la Celac a las medidas coercitivas contra los Estados, así como el apoyo en la lucha contra el bloqueo económico, comercial y financiero que le impone Estados Unidos a Cuba de manera unilateral, y el rechazo a la inclusión de la nación caribeña en la lista de países terroristas que cada año elabora el Departamento de Estado de la potencia norteamericana.

También se abordaron los temas financieros, medioambientales, la problemáticas de los pueblos originarios y afrodescendientes y las relaciones entre los Estados y las transnacionales.

Asimismo, el documento recoge el caracter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico, y la necesidad de que la descolonización de esa nación caribeña sea un «tema obligado de la Celac».

América Latina y el Caribe se comprometen a continuar la lucha por la descolonización de Puerto Rico sobre la base de la Resolución 1514 de la Asamblea General de Naciones Unidas que establece las pautas para eliminar el colonialismo, apuntó el viceministro.

Sobre otros temas fuera de la región, pero que competen a la seguridad y la paz mundial, y por tanto preocupan a la Celac, Moreno se refirió a la satisfacción expresada por los países latinoamericanos y caribeños por el acuerdo nuclear alcanzado en noviembre pasado entre la República Islámica de Irán y el denominado grupo 5+1, formado por los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China) más Alemania.

Al respecto, la Declaración de La Habana también ratifica la importancia de reconocer el derecho de todos los Estados de proseguir con las investigaciones y la producción de energía nuclear con fines pacíficos tal y como reconoce el Tratado de No Proliferación.

Abelardo Moreno indicó que las deliberaciones de los Coordinadores nacionales seguirían durante la noche del domingo hasta que se consensue los siete párrafos de la Declaración de La Habana y los comunicados especiales que faltaban por acordar.

Vea especial multimedia Nuestro sueño más preciado

Vea Suplemento Especial de la Celac

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.