La unión y la complementariedad como armas contra la pobreza

El Presidente de Guyana dijo en la II Cumbre de la Celac en La Habana que a la hora de explicar los índices delincuenciales, el tráfico de droga y la prostitución en nuestra área, es preciso abordar el tema de la pobreza relativa y la desigualdad

Autor:

Marianela Martín González

La persistencia de líderes políticos como Fidel Castro, Hugo Chávez y Luis Ignacio Lula da Silva, quienes fueron artífices para convertir a la Celac en una realidad tangible, fue reconocida por Donald Ramotar, presidente de la República Federativa de Guyana, en su alocución durante la última sesión de la II Cumbre de la Celac, que se celebra en La Habana.

«Cuba, cuyo heroico pueblo ha estado presionado por más de 50 años por el bloqueo estadounidense, ha contribuido en la región con su ejemplo solidario a formar recursos humanos, y además ha llevado esa filosofía a países de otros continentes».

Ramotar expresó que la II Cumbre de la Celac está signada por un mundo divido en megabloques, experiencia que debe   ser referente para crear la responsabilidad de unirnos, hacer más eficientes nuestros recurso naturales y  brindarles a nuestros pueblos mejor calidad de vida.

«Este espacio de concertación da la posibilidad de unirnos. Tenemos que ser conscientes de que deben armonizarse políticas para abolir el hambre, la pobreza y las desigualdades», dijo.

Recordó que Guyana cuenta entre los 18 países reconocidos por la ONU y la FAO por haber implementado programas para disminuir los niveles de pobreza y de desnutrición. No obstante, reconoció que la absoluta pobreza sigue correspondiendo a la desigualdades que genera la pobreza relativa, la cual reviste tanto peligro en la estabilidad política como la pobreza absoluta.

El Presidente de Guyana dijo que a la hora de explicar los índices delincuenciales, el tráfico de droga y la prostitución en nuestra área, es preciso abordar el tema de la pobreza relativa y la desigualdad.

Se refirió a la importancia de la distribución de las riquezas para disminuir la brecha entre ricos y pobres, y otras categorías sociales que dividen a nuestros pueblos y provocan la exclusión.

Al referirse a algunos de los logros que exhibe su país, mencionó el hecho de dedicar el 30 por ciento del presupuesto para programas sociales, sobre todo para garantizar la educación primaria y secundaria con estándares universales.

«Somos conscientes del pésimo mundo en que estamos viviendo y es preciso que las personas cuenten con la herramientas para defenderse en estos tiempos. Por eso hemos desarrollado programas para que todas la familias, independientemente de sus circunstancias económicas, puedan acceder a las tecnologías de la información y puedan aprender a utilizar una computadora en sus hogares. Promovemos la salud gratis y las mejores condiciones sociales, como las pensiones», apuntó.

El Mandatario guyanés exhortó a que los 33 países que conforman la Celac trabajen unidos para potenciar las energías renovables, y de ese modo facilitar el cuidado del medio ambiente y los recursos perecederos con que cuenta el continente. Asimismo, reflexionó sobre las posibilidades de complementariedad existentes en el área, sobre todo las que posibiliten abaratar la adquisición de alimentos

«América del Sur y Centroamérica tienen considerables posibilidades para producir alimentos, mientras en el Caribe se erogan miles de millones para importarlos», precisó.

Finalmente reconoció que la Celac y otras organizaciones en nuestra región se han erigido sobre la base de la solidaridad, por lo que la lucha contra el colonialismo deber ser perenne en sus foros. Conminó a alzar las voces contra injusticias como las sufridas por Argentina en su reclamo de las Islas Malvinas. También para denunciar lo que ocurre en países como Palestina, y que los medios de comunicación occidentales apañan con su silencio.

Cobertura completa de la II Cumbre de la Celac

Ver especial multimedia Nuestra obra más preciada

Descargar suplemento pdf

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.