La identidad como expresión viva

Durante la asamblea VIII Congreso de la Uneac, intelectuales y artistas de la Isla de la Juventud acordaron integrar sus obras y conocimientos al desarrollo identitario local

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud.— Es posible escuchar a las familias de este territorio narrar historias sobre las noches santiagueras, el festival del changüí, las parrandas de Remedios o sobre el tabaco de Pinar del Río; sin embargo, no conversan —con la misma frecuencia— sobre las pictografías de las cuevas de Punta del Este, llamada también la Capilla Sixtina del arte rupestre caribeño.

Tampoco hablan sobre cómo el río Las Casas y su entorno natural limpio era lugar de juegos familiares; de las bondades de las aguas mineromedicinales de La Fe, que le dieron a esta isla un toque distintivo para la salud ambiental, y del cementerio de los americanos; solo los monumentos nacionales Finca El Abra y Presidio Modelo encuentran un espacio en la sobremesa.

Sobre estos asuntos relacionados con la identidad pinera dialogaron los participantes en la asamblea VIII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en este territorio, a partir del aporte que cada una de las asociaciones hace al programa de desarrollo local.

También expresaron la necesidad de formar aquí al talento artístico; la urgencia de establecer pautas para comercializar el arte —sin espacios fijos hoy en la Isla de la Juventud— y con escasas oportunidades en el polo turístico Cayo Largo del Sur, donde solo ofrecen productos de bisutería y artesanía. Abogaron, además, por aumentar la capacidad de gestión de la industria del libro, ya que afecta el desarrollo de la política cultural local.

Entre las preocupaciones de los creadores figuró también el sucu suco, expresión musical genuina de los pobladores locales, necesitado de acciones para dignificar el género mediante la presentación sistemática de sus cultivadores, en aras de afianzar esa práctica cultural y lograr insertarlo en la identidad lugareña, como expresión viva y no como folclor.

Ese es el reto que se propuso la Uneac de este Municipio Especial, cuya membresía continuará bajo la égida del teatrista José Rodríguez Pantoja, ratificado como presidente de la filial local y al frente de la delegación pinera al VIII Congreso de los intelectuales y artistas cubanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.