Para ir al futuro hay que preservar el pasado - Cuba

Para ir al futuro hay que preservar el pasado

Conservar el patrimonio es salvar la memoria de nuestro pueblo, afirmó Eusebio Leal, Historiador de La Habana, en una conferencia magistral ofrecida en el Congreso Internacional Universidad 2014

Autor:

Margarita Barrios

«Conservar el patrimonio es salvar la memoria de nuestro pueblo. No se puede ir al futuro sin primero conocer y preservar el pasado», aseguró Eusebio Leal, Historiador de La Habana, en una conferencia magistral ofrecida en Universidad 2014, en el capitalino Palacio de las Convenciones.

Leal explicó cómo en la parte más antigua de la ciudad se forman, mediante talleres, jóvenes en los oficios de carpintero, yesista y herrero, entre otros, siempre bajo el concepto de un maestro por cada siete alumnos, quienes luego tendrán la responsabilidad de cooperar en la restauración y conservación de la capital.

Destacó que otras ciudades como Camagüey, Trinidad, Sancti Spíritus, Santiago de Cuba y Cienfuegos, que han avanzado en las labores de preservación, también cuentan con ese tipo de estudios.

La libertad de la mano hace al hombre útil, destacó, y lo más importante es la libertad del conocimiento. Asimismo, Leal reveló las características, fundación y objetivo de la Universidad de San Gerónimo de La Habana, en la cual se estudia la carrera de Preservación y Gestión del Patrimonio.

«A ella, dijo, acuden esos jóvenes formados en nuestros talleres, que ahora aspiran a ser doctores. La sabiduría no solo se alcanza en el aula, enfatizó, sino en la vida.

En la jornada también se realizó la conferencia Calidad y pertinencia social de la universidad en el contexto latinoamericano, a cargo de Roberto Escalante Semerena, secretario general de la Unión de Universidades de Latinoamérica y el Caribe (UDUAL).

El alto directivo destacó la necesidad de lograr que los planteles de altos estudios se vinculen con el entorno social para favorecer su desarrollo integral.

En el día de ayer también se repasaron los avances de la República Bolivariana de Venezuela, en especial en el sector educacional. Estos fueron expuestos en el panel Hugo Chávez y su compromiso social.

Ricardo Menéndez, ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria del Gobierno venezolano, destacó que el fallecido presidente Chávez aseguró que la educación es la que construye o destruye a un pueblo y, por ello, dentro de la inmensa obra social que desplegó, ese sector siempre estuvo priorizado.

Subrayó que hoy su país tiene cuatro veces más estudiantes de nivel superior que los que tenía en 1999, indicador que coloca a Venezuela en el segundo lugar en la región, solo superada por Cuba, y en el quinto a nivel internacional.

Argumentó que las Aldeas Universitarias permiten que los jóvenes no tengan que desplazarse de sus lugares de residencia para realizar esos estudios, lo cual era antes de la Revolución Bolivariana una gran limitante para acceder a las universidades en la tierra de Bolívar.

Héctor Rodríguez, vicepresidente del Gobierno venezolano para el área social, significó que su país cuenta con las misiones, que fueron la fórmula ideada por Chávez para redistribuir a favor del pueblo las riquezas.

Precisó que luego de la Campaña de Alfabetización hoy disponen de una cobertura en la enseñanza primaria del 97 por ciento y trabajan para impulsar la calidad.

Igualmente, enfatizó que otras misiones han permitido elevar la calidad de vida de la población, como son las vinculadas con la salud, la alimentación, el deporte, la cultura y la seguridad social.

Reconocimiento a la entrega

Como reconocimiento a su labor educacional, Rodolfo Alarcón Ortiz, ministro de Educación Superior de Cuba, recibió ayer el título de Doctor Honoris Causa en Ingeniería, de la Universidad Nacional de esa rama de Nicaragua (UNI).

El título valora sus aportes a la Educación Superior en Cuba, Nicaragua y en otras latitudes. Víctor Emilio Arcia Gómez, rector de la Universidad nicaragüense, mencionó que la educación es una de las joyas de la Revolución Cubana, y Alarcón es uno de los muchos que ha aportado a esa tarea tanto en la Isla como en otras latitudes.

El Ministro cubano manifestó sentirse orgulloso y comprometido con la UNI, y a seguir actuando teniendo siempre el honor como causa.

A la solemne ceremonia asistieron Diego A. Muñoz, secretario general de la Universidad de Nicaragua, quien entregó el reconocimiento; Arturo Cayado Maldonado, ex rector y fundador de ese recinto, y rectores de las universidades cubanas y otros dirigentes y profesores.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.