Tributos: El tiempo de la bonificación acaba - Cuba

Tributos: El tiempo de la bonificación acaba

Según establece la Ley No. 113, quienes presenten su Declaración Jurada y paguen sus tributos antes del próximo 28 de febrero, disfrutan del beneficio de una rebaja del cinco por ciento del monto total

Autores:

Agnerys Rodríguez Gavilán
Susana Gómes Bugallo

Declaración de ingresos brutos por debajo de los reales, contribuyentes naturales y jurídicos que no se han acogido a los beneficios fiscales por desconocimiento u otras razones, declaraciones juradas rechazadas por borrones y tachaduras, datos incompletos, incorrectos o ubicados en casillas que no corresponden, otros errores en el llenado de la planilla y hasta la falta de la firma del contribuyente… son algunos de los problemas identificados por los trabajadores de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT), en la Campaña de Declaración Jurada (DJ) y Pago de Tributos 2014 para personas naturales y jurídicas.

De estos y otros asuntos informaron en días recientes Reynaldo Alemán Mondeja, vicejefe de la ONAT, y Belkis Pino Hernández, directora de Atención al Contribuyente de dicha entidad, en un encuentro con la prensa nacional, durante el cual en reiterados momentos, además de significar los valores ético, social y económico del cumplimiento del pago de los diferentes impuestos, llamaron la atención sobre el hecho de que la actual campaña entra en la última semana en la que los contribuyentes podrán acogerse al derecho de bonificación del cinco por ciento por pronto pago.

Según establece la Ley No. 113, quienes presenten su Declaración Jurada y paguen sus tributos antes del próximo 28 de febrero, disfrutan del beneficio de una rebaja del cinco por ciento del monto total.

Los funcionarios insistieron en esta ventaja que los propios contribuyentes materializan en su DJ, cuando realizan los cálculos correspondientes para deducir lo que ingresaron y lo que deben tributar al fisco. Alertaron que deben llenar la casilla indicada en este documento para autodescontarse el porcentaje establecido, pues se ha constatado que en lo que va de campaña no pocos de ellos —personas naturales y jurídicas— han pasado por alto esa bondad fiscal.

Comentó Alemán que la situación descrita anteriormente denota que sigue faltando cultura tributaria. Debemos continuar fomentándola para elevar el nivel de disciplina fiscal y el nivel de cumplimiento de los contribuyentes con el Estado.

Apuntó además que es necesario crear conciencia de que la contribución es decisiva para solventar los gastos sociales, para financiar las políticas de salud, educación, deporte y seguridad social, entre otras. Se precisa también aumentar la percepción de riesgo en quienes no cumplan su obligación de pago, que sepan que pueden ser sancionados hasta con la privación de libertad.

Vistazo a los ingresos personales

Alrededor de 159 000 trabajadores por cuenta propia deben presentar su Declaración Jurada del Impuesto sobre los Ingresos Personales, correspondiente al año fiscal 2013. Según el tercer parte de la ONAT, con fecha de cierre de 14 de febrero, la habían entregado alrededor de 50 000 contribuyentes, o sea, el 32 por ciento.

De estos, solamente 2 000 —el cuatro por ciento— lo hizo ante sucursales bancarias, lo que significa que pagaron su impuesto. El resto la entregó en las oficinas municipales de la ONAT.

Esos 2 000 contribuyentes tenían el derecho de acogerse a la bonificación del cinco por ciento por pronto pago. Sin embargo, a los directivos de la Administración Tributaria les llamó la atención que dicho por ciento no se autodescontó de la rebaja del total de sus ingresos brutos.

De acuerdo con los especialistas, esa situación ocurre por desconocimiento del contribuyente que, al confeccionar su Declaración, no especificó este acápite.

También informaron que se había fiscalizado el 85 por ciento de las 50 000 DJ entregadas, proceso que se realiza por vez primera y consiste en la revisión formal del documento. Como resultado, se comprobó que alrededor del 60 por ciento de estas declaraciones muestran ingresos brutos por debajo de lo real, lo que los convierte ante la ley en subdeclarantes.

La directora de Atención al Contribuyente de la ONAT comunicó que, una vez que se detectan estos errores, se cita a los contribuyentes para que rectifiquen. Casi 5 000 han sido citados por correo electrónico o llamadas telefónicas para que puedan corregir su declaración antes del cierre de la campaña, el próximo 30 de abril, lo cual les evitará multas por recargo o mora.

De los 5 000 requeridos, solo han rectificado 200, expresó la funcionaria, a la vez que significó que no ha habido reportes de quejas o reclamaciones.

Es un derecho del contribuyente reclamar si considera incorrecta o injusta la actuación de la ONAT, abundó. Sin embargo, debe adquirirse mayor cultura en la reclamación de Recursos de Reforma y de Alzada, pues algunos contribuyentes no muestran pruebas evidentes que los ayuden a demostrar su verdad, agregó.

Interrogados sobre las provincias más retrasadas en la presentación de las declaraciones juradas, el Vicejefe de la ONAT informó que Guantánamo, Santiago de Cuba y Cienfuegos no llegan al 30 por ciento.

Otro reporte indica que Matanzas, Camagüey y Santiago de Cuba están entre las que menos se han acogido al 5 por ciento de bonificación. En tanto, Granma, Ciego de Ávila y Holguín son las provincias con mayores cifras de subdeclarantes.

Además de los trabajadores por cuenta propia, también están obligados a declarar sus ingresos personales los cubanos que reciben gratificaciones, los socios y representantes de empresas mixtas residentes en el territorio nacional por los dividendos o participaciones en las utilidades de esas entidades, así como otras personas naturales que generen ingresos gravados por el tributo.

De este grupo, dijo Alemán Mondeja, se esperan alrededor de 5 000 DJ, y se han recibido 900, un 65 por ciento en sucursales bancarias y el resto en oficinas de la ONAT.

Otros tributos

En el caso de los Impuestos sobre el Transporte Terrestre, trascendió que 53 000 personas naturales pagaron su tributo, lo que representa el 16 por ciento del total que debe cumplir con el fisco. De estos contribuyentes, un cinco por ciento no se acogió a la bonificación del 20 por ciento que reciben por efectuar el pago antes del 28 de febrero.

A la vez, 3 400 personas jurídicas (entidades, organizaciones, instituciones), o sea el 24 por ciento del total que debe pagar, ya lo hizo. Sin embargo, el nueve por ciento de quienes abonaron tampoco se descontó el beneficio del 20 por ciento, una rebaja significativa.

A juicio de Belkys Pino Hernández, existe desconocimiento entre las personas jurídicas sobre el hecho de que ellas también tienen derecho a acogerse a esa bonificación si efectúan el pago antes del 28 de febrero.

Acerca de los Impuestos sobre utilidades, de las 2 900 declaraciones que se esperan este año, se han recibido 700. Los funcionarios muestran preocupación ante esta cifra de presentación, pues el plazo de entrega vence el 31 de marzo, y las multas que se imponen por los incumplimientos recaen en la administración de las empresas.

Aunque el plazo para los Ingresos no tributarios vence el 30 de junio, de los 900 que deben presentar su declaración solo un seis por ciento lo ha hecho hasta el momento en que se ofreció la información.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.