Tomar la justicia por asalto

Más de medio siglo después de esos sucesos, a las 3 y 21 de la tarde de este jueves, en el Museo de la Revolución —antiguo Palacio Presidencial—, volvieron a retumbar las palabras de Echeverría, ahora en el homenaje del estudiantado, los jóvenes y el pueblo a esa página estremecedora de nuestra historia

Autores:

Hugo García
Yuniel Labacena Romero

Han pasado 57 años y todavía estremece su voz desde los micrófonos de Radio Reloj: «Pueblo de Cuba, en estos momentos acaba de ser ajusticiado revolucionariamente el tirano Fulgencio Batista. En su propia madriguera del Palacio Presidencial…», antecedida por el emergente y repetido Radio Reloj reportando… y el singular timbre de esa emisora.

Era 13 de marzo de 1957 cuando José Antonio Echeverría y sus compañeros del Directorio Revolucionario llegaron a la cabina de radio para informar del ataque al Palacio Presidencial y convocar al pueblo a la lucha.

Más de medio siglo después de esos sucesos, a las 3 y 21 de la tarde de este jueves, en el Museo de la Revolución —antiguo Palacio Presidencial—, volvieron a retumbar las palabras de Echeverría, ahora en el homenaje del estudiantado, los jóvenes y el pueblo a esa página estremecedora de nuestra historia.

Allí llegaron las ofrendas florales enviadas por el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, y por el General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, junto a las de los Consejos de Estado y de Ministros, y de los universitarios, en nombre del pueblo cubano.

Los mismos honores se repitieron en el Mausoleo a los Mártires del 13 de Marzo, en la necrópolis de Colón; en la tarja que a un costado de la Universidad de La Habana recuerda el lugar donde cayó aquel día el Presidente de Honor de la FEU, y en el panteón que guarda sus restos, en Cárdenas, su ciudad natal.

El comandante Faure Chomón Mediavilla, miembro del Comité Central del Partido, junto a otros combatientes del Directorio Revolucionario y familiares de los caídos acompañaron a los jóvenes en el tributo en el Museo de la Revolución.

Manuel José Gómez Sartorio, uno de los sobrevivientes de la gesta, recordó en versos los sucesos de aquel día y el espíritu revolucionario, la hombradía y el valor de Echeverría y sus compañeros.

A nombre de las nuevas generaciones, Yosvani Montano Garrido, presidente de la FEU, afirmó que la primera tarea de un universitario cubano será siempre preservar la historia y sentir el orgullo de ser herederos de las ideas de Mella, José Antonio, Trejo… «Hagamos de ese orgullo abono interminable para que continúen germinando las semillas del hombre de estos tiempos», dijo.

Desafiando la lluvia, los cardenenses reeditaron este jueves la histórica peregrinación desde el Museo Casa Natal de José Antonio Echeverría (MN) hasta la necrópolis de la Ciudad Bandera donde descansan sus restos, y allí realizaron un acto de recordación de las heroicas acciones del 13 de marzo.

Ernesto Mantilla Tápanes, coordinador provincial de la FEU, destacó las cualidades del líder estudiantil, como las de un joven alegre y profundo: «Un mártir de nuestra Revolución que también tenía novia, reía y soñaba, y que su mayor sueño era señalar con sangre el camino de la libertad, incluso sacrificando su realización personal».

En el Museo Casa Natal fue inaugurada la muestra del mes Honrar, honra, de la investigadora Diana Rosa Pedroso, dedicada a exaltar la tradición de estas peregrinaciones. Para el aniversario fue restaurado el panteón de la familia de José Antonio, y los cardenenses rindieron tributo a Juan Niury, revolucionario y amigo de Echeverría, quien recientemente falleciera.

Asistieron al acto Teresa Rojas Monzón, primera secretaria del Partido en Matanzas; Joan Cabo, miembro del Buró Nacional de la UJC; Yosvani Montano, presidente de la FEU, además de combatientes, estudiantes y pueblo cardenense.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.