Con el mismo paso - Cuba

Con el mismo paso

Los cubanos de diferentes edades respondieron este Primero de Mayo al llamado de la Patria, en una jornada que patentizó la unidad de nuestro pueblo en torno a los principios del socialismo

Autores:

Nelson García Santos
Lisván Lescaille Durand
Yahily Hernández Porto
Roberto Díaz Martorell
Odalis Riquenes Cutiño
Hugo García
Juan Morales Agüero
Luis Raúl Vázquez Muñoz
Mayra García Cardentey
Adianez Fernández Izquierdo
Eduardo Pinto Sánchez
Glenda Boza Ibarra
Lisandra Gómez Guerra

Las calles de toda la Isla se estremecieron ante el paso de millones de cubanos que celebraron el Día Internacional de los Trabajadores con diversas iniciativas. Cada territorio se llenó de entusiasmo obrero para reafirmar una vez más el apoyo a la causa revolucionaria, en medio de la actualización del modelo económico.

Los primeros en desfilar fueron los santiagueros. Media hora antes del comienzo del acto central en La Habana, Santiago se convirtió en el epicentro de la celebración y resultaron precisamente los jóvenes los protagonistas de la alegre marcha que transformó las inmediaciones de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo.

Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Político del Partido y presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, acompañó a los hijos de la Ciudad Heroica.

Luego de terminado el desfile, Lazo valoró que lo ocurrido allí es una muestra de la alta cultura política de nuestro pueblo y de su confianza y cariño por la Revolución, por Fidel y Raúl, así como del respaldo a las medidas que adopta la dirección del país para el perfeccionamiento de la política económica y social.

El dirigente político dijo sentirse un santiaguero más, y reconoció a todas las personas que dentro o fuera de Cuba ayudaron y están ayudando a la recuperación de ese territorio luego del paso del huracán Sandy.

El embajador de la República del Ecuador en Cuba, Edgar Ponce Iturriaga, vivió junto a los santiagueros el acontecimiento: «Es la primera vez que participo en esta tierra en un Primero de Mayo, y ya entiendo aquella lógica de por qué Santiago es Santiago. Me ha conmovido el grado de participación, de unidad, de alegría de su gente y sobre todo advierto que es cierta la convicción de que defenderán su Revolución hasta con la propia vida», expresó el embajador.

Mientras ello ocurría en Santiago de Cuba, el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, miembro del Buró Político y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, participaba en Pinar del Río junto al pueblo en la marcha vueltabajera, que estuvo encabezada por el tsunami verde, equipo campeón nacional de la pelota. Lo acontecido en tierra pinareña también fue un reflejo de la preparación del país y una excelente demostración de su capacidad de convocatoria.

Socialismo irreversible

En Matanzas los asistentes llevaron pancartas y entonaron consignas de homenaje a la fecha del proletariado mundial, además de pronunciarse por el desarrollo de una economía más eficiente.

«El socialismo en Cuba es irreversible y los trabajadores este Primero de Mayo lo han demostrado con mucha unidad», manifestó a la prensa Marino Murillo Jorge, miembro del Buró Político del Partido y vicepresidente del Consejo de Ministros, al término de la movilización.

«Tenemos que perfeccionar el socialismo. Ese es el futuro de este país», sostuvo Murillo.

Refirió que todos los carteles, consignas y lemas por una empresa estatal eficiente y un socialismo próspero, significan que la clase obrera reconoce el concepto de socialismo y la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción.

Comentó que en estos días la prensa ha reflejado fehacientemente la ampliación de facultades a la empresa estatal socialista, que va a ser el eslabón fundamental de la economía, aseguró.

Por su parte, en Cienfuegos predominó el color rojo durante los actos, símbolo de la Revolución Bolivariana y del cariño que se le profesa en esta tierra al Comandante Hugo Chávez Frías.

Minerva García Olivera, secretaria general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en el territorio, manifestó «la posición invariable de solidaridad con el Gobierno de Nicolás Maduro, continuador de la obra revolucionaria del querido Chávez».

En nombre de los más de 1 200 trabajadores de la empresa mixta Cuvenpetrol S.A., Humberto Padrón García, director general de la Refinería de Petróleo Camilo Cienfuegos, ratificó el compromiso de esa entidad con la economía del país.

«Convocamos también a los colaboradores venezolanos que laboran con nosotros y juntos rendimos tributo al Comandante Hugo Chávez, quien fuera impulsor de esta empresa, primer proyecto económico de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América», comentó.

Asimismo, en Ciego de Ávila, junto con los combatientes de la Revolución Cubana, comenzaron el desfile los trabajadores del sector azucarero, primeros en cumplir la zafra en el país y que hoy mantienen en activo dos centrales que aportan al extra comprometido en apoyo a la producción nacional de azúcar.

Al brindar sus impresiones sobre la respuesta contundente de la población, José Ramón Balaguer Cabrera, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, significó que han pasado 55 años y la Revolución todavía se mantiene, por lo que se debe trabajar con pasión para superar las dificultades, elevar la calidad de vida del pueblo y apegarse a los principios, como vías para hacer eterno el proceso que le dio la definitiva independencia al pueblo de Cuba.

«Es necesario que esa alegría no quede solo aquí, y se multiplique todos los días en el trabajo y en el cumplimiento de cada trabajador con la sociedad», aseguró Balaguer.

«Si logramos hacer permanente ese entusiasmo, la Revolución será invencible y con ello le daremos una gran satisfacción a Fidel y Raúl, por todo lo que han hecho por Cuba junto a nuestro pueblo», enfatizó.

Al finalizar la congregación en la Plaza de la Revolución Mayor General Máximo Gómez Báez, la ministra de Justicia, María Esther Reus, destacó la participación y el grupo de iniciativas desplegadas por los más de 90 000 avileños que pasaron por el recinto.

Durante un intercambio con la prensa la titular señaló que hoy el sector jurídico en Cuba vive un momento particular en la tarea de acompañar los cambios del modelo económico, los cuales se deben profundizar con la entrada en vigor de nuevas legislaciones, cuya formulación requerirá de calidad y estudio.

Razones para un encuentro

En Granma los integrantes del Sindicato de la Salud no solo encabezaron la marcha sino que lo hicieron con suficientes razones de orgullo, pues a la convicción revolucionaria y el sentido de compromiso se unió la satisfacción especial de que el territorio esperó la fecha con la apertura, rehabilitación capital o reinauguración de varios centros de impacto social.

Entre ellos se encuentra la clínica de consultas especializadas anexa al Hospital Provincial Carlos Manuel de Céspedes, una de las instituciones que recibió una rehabilitación integral, la cual abarcó 39 locales que ahora darán respuesta a 36 servicios de salud en 30 consultas.

Los trabajadores de las batas blancas encabezaron, de igual forma, el Primero de Mayo en Holguín, donde cerca de 200 000 personas reafirmaron su apoyo a la Revolución en la Plaza Mayor General Calixto García, y a quienes acompañó Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública.

Banderas cubanas gigantes, carteles alegóricos a la celebración y los colores azul y rojo se desplegaron en Sancti Spíritus y Villa Clara en la marcha por el Día Internacional de los Trabajadores, escenario en que también se denunció la injusticia que sufren los tres héroes cubanos aún encarcelados en Estados Unidos.

Especialmente, en la Plaza Ernesto Che Guevara los jóvenes santaclareños honraron al Guerrillero Heroico, en una jornada en que participó Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas.

En Camagüey ocurrió una demostra-

ción única de identidad y tradición ganadera —los agropecuarios cerraron el desfile como una verdadera caballería mambisa, integrada por campesinos, jóvenes y niños—, mientras que en Las Tunas el ingenio de los trabajadores cristalizó en un conjunto de iniciativas.

Estilizadas cañas de azúcar, enormes tabacos, panales de miel, lápices sobredimensionados, termos de refrescos en miniatura y otros motivos resaltaron en la concentración tunera, además de banderas cubanas y de fotos de sus dirigentes históricos.

El territorio de Guantánamo fue también escenario de un desfile organizado y colorido, con la alegría de haber cumplido el plan de azúcar antes del Primero de Mayo.

Hubo también muchos vítores a los médicos del Guaso a su paso por el estrado. De ahí la justeza del reconocimiento en el pecho del doctor Ángel Piri, quien mereció una distinción de la CTC por sus resultados en el ejercicio de la Medicina y la investigación científica.

Todo el que pudo llegó, incluso caminando, desde sitios distantes de la urbe para asistir a una tradición que fortalece a la Patria.

En la joven provincia artemiseña la fiesta obrera estuvo igualmente a la altura de lo esperado. Agrupados desde bien temprano en los alrededores del Mausoleo a los Mártires de Artemisa, los pobladores de esta ciudad se organizaron para participar en bloques sindicales.

Un cierre de lujo hicieron los jóvenes, dignos seguidores del grupo de combatientes que iniciaron la marcha, mientras el toque distintivo lo dieron las congas del proyecto comunitario Desafío a la imaginación y La Matilde, que contagiaron con su ritmo a niños, jóvenes y adultos.

Junto a los trabajadores artemiseños y las autoridades del territorio estuvieron presentes el general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera, miembro del Buró Político, viceministro primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y jefe de su Estado Mayor General; Elba Rosa Pérez, integrante del Comité Central y ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; y Jesús Cabrera, secretario general del Sindicato de Energía y Minas.

Este mismo entusiasmo se apreció en Mayabeque y la Isla de la Juventud, pues allí también «tembló la tierra», como pidiera Raúl en la convocatoria al Primero de Mayo, que fue respondida ampliamente por todos los cubanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.