Ciego de Ávila, historias de un boulevar

La arquitectura del centro histórico avileño se caracteriza por los amplios corredores públicos (portales), de ahí que se le conozca como La ciudad de los portales. El atractivo boulevar de esta ciudad, inaugurado en años recientes, como parte de varias obras de restauración, ofrece hermosas vistas al visitante. Hoy les  traemos algunas

Autor:

Juventud Rebelde

La ciudad de Ciego de Ávila, capital de la provincia de igual nombre,  fue fundada en 1840. El origen de esta denominación se relaciona con la Colonización española. En aquellos tiempos se le llamaba «ciego» a un terreno que fuera llano rodeado (obstruido o tapiado) por bosques. Y se dice que Ávila era el nombre de uno de los colonos, aunque no se determina con exactitud quien fue o el papel que desempeñó en la colonización de la región, según refiere la enciclopedia digital Ecured.

En la actualidad el centro histórico ocupa una superficie de 19,2 ha y abarca un total de 57 manzanas. La arquitectura se caracteriza por los amplios corredores públicos (portales), de ahí que se le conozca como La ciudad de los portales.

El atractivo boulevar de esta ciudad, inaugurado en años recientes, como parte de las obra de rescate de su centro histórico, mereció en 2009 el primer lugar en el Salón Provincial de Arquitectura.

En esta ocasión, les ofrecemos algunas vistas de este paseo avileño tomadas por nuestro fotógrafo Roberto Ruiz.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail