Se flexibiliza la escuela cubana

No se puede cejar en el empeño de sembrar conciencias y forjar voluntades en las aulas, aseguró este martes Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación

Autor:

Margarita Barrios

La flexibilización de la organización escolar es quizá uno de los empeños más novedosos que se propone el sistema educativo cubano para el próximo curso escolar, cuyo Seminario Nacional de Preparación comenzó la víspera en La Habana.

Ante directivos de todo el país, Margarita McPherson Sayú, viceministra de Educación, explicó que el objetivo es propiciar que cada escuela se parezca más a su entorno, a sus alumnos y maestros, y que el Consejo de Dirección organice de manera adecuada las diversas actividades, sin afectar los contenidos docentes.

La Vicetitular significó que esa organización debe propiciar que los maestros y profesores dispongan de más tiempo para su autopreparación y para alistar actividades bien diseñadas que puedan motivar a los estudiantes.

«Flexibilidad de la escuela no es indisciplina», señaló, y puntualizó que para realizar algunos ajustes preliminares se tomaron en cuenta más de 500 sugerencias, aunque, apuntó: «No queremos dar ninguna orientación concreta, porque aspiramos a que sea en la base, con la compañía de las direcciones municipales, que se cree ese horario escolar, diferente en cada centro, acomodado a las necesidades puntuales».

Turnos de idioma inglés, computación, educación física, biblioteca, práctica de ajedrez, actividades culturales y pioneriles pueden ser espacios ricos para la formación integral de los estudiantes, y permitirán a los maestros de las diversas asignaturas tener más espacio para autoprepararse, ya sea en la mañana o la tarde, en dependencia de los espacios del centro, las matrículas y las condiciones específicas de cada lugar.

En la inauguración del seminario, Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, apuntó que la escuela no debe cejar en el empeño de desarrollar conciencias y movilizar voluntades ante los intentos del enemigo de destruir la Revolución.

«No podemos cejar en el empeño de sembrar ideas, de exponer, de argumentar la verdad mediante fórmulas y métodos cultos y atractivos, que fortalezcan nuestra identidad como cubanos, que desarrollen espiritualidad, que ejerciten el pensamiento y formen sentimientos», destacó.

Más adelante calificó como «de vasos comunicantes» la relación entre educación y cultura, y expresó que esa complicidad al servicio de las nuevas generaciones debe forjarles una coraza impenetrable frente a los que intentan conquistar sus conciencias.

Con respecto a la realización del seminario, lo calificó de invitación al diálogo y al debate, «para pensar juntos, aprender los unos de los otros, con el compromiso de adecuar estos contenidos a las realidades de cada provincia, municipio e institución educativa, despojándonos de cualquier manifestación de formalismo o esquematismo».

La Ministra precisó que el trabajo del Ministerio de Educación (Mined) en el actual curso escolar se caracterizó por el diálogo con todos los factores. «Ese es el camino, indicó; es el método que tenemos que continuar perfeccionando, sin que se pierda el control, pero diversificando sus formas.

«En todo el proceso del seminario hasta la base, no puede faltar darle continuidad al análisis colectivo de un grupo de problemas que laceran la sensibilidad de la sociedad y particularmente a nuestro sector.

«Estas interrogantes, no desconocidas y con discretos avances en su solución, todavía nos acompañan con sus negativas consecuencias, entre ellas, ¿qué debemos hacer en cada colectivo pedagógico para eliminar las llamadas incidencias, con su carga de conductas contrarias a la ética, el orden, incluso a la integridad física y moral de los seres humanos?; ¿cómo se valora el estado actual del comportamiento ciudadano por los educandos?, ¿qué peso ha tenido el enfrentamiento a las indisciplinas en nuestras instituciones educativas?

«Nuestros estudiantes, en la calle, continúan siendo blanco de críticas en cuanto al uso del uniforme y los modales que manifiestan», opinó acerca de situaciones cotidianas que de algún modo miden el estado de la comunicación entre educadores y educandos.

«Estas preguntas —argumentó— han de tener una respuesta en el quehacer diario de nuestros educadores».

Reconocimiento al trabajo del Mined

Reynold Pérez, vicecontralor general de la República, explicó que esa entidad realiza un trabajo encaminado a preparar a las administraciones para una mejor gestión y análisis del control del presupuesto, en cuya labor el Ministerio de Educación recibió el pasado año la calificación de aceptable.

Además, destacó que en un taller de base de la Contraloría General de la República, el Mined presentó una investigación sobre el tema, la cual fue calificada de relevante.

Expresó que ese trabajo, el que realiza una evaluación de la ejecución del presupuesto y la vincula a los indicadores de gestión en las instituciones educacionales, será presentado próximamente en un taller internacional, pues constituye una importante herramienta para realizar esa labor de control.

En la primera jornada del seminario se encontraban presentes Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y miembro del Buró Político del Partido; Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Rodolfo Alarcón Ortiz, ministro de Educación Superior, así como representantes de organizaciones políticas, de masas y estudiantiles.

Para hoy se espera, entre otros importantes temas, la presentación en plenaria del estado actual y perspectivo del proceso de perfeccionamiento del sistema educacional, desde su concepción teórica y metodológica.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.