La lluvia cayó

Quizás por el cambio climático, el calentamiento global o el copón divino ya las aguas de mayo no llegan tan temprano, pero como más vale tarde que nunca, aquí están y JR decidió capturar el momento

Autor:

Juventud Rebelde

Tradicionalmente las aguas de mayo que comenzaban desde los primero días del mes, atraían a los cubanos, supersticiosos o no y allá íbamos todos a «limpiarnos» nuestras suciedades espirituales, a recoger agua para limpiar, para lavarnos el cabello, entre otras utilidades atribuidas a las lluvias de mayo que «no hacen daño», al decir de los más añejos.

Quizás por el cambio climático, el calentamiento global o el copón divino ya las aguas de mayo no llegan tan temprano, pero como más vale tarde que nunca, aquí están y JR decidió testimoniar el momento.

Fotos de Roberto Ruiz


Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.