Páginas urgentes

La Revista Bimestre Cubana, de la Sociedad Económica de Amigos del País, arribó al aniversario 20 de su tercera época, con el compromiso de atemperarse a los desafíos de la sociedad cubana de hoy

Autor:

Marianela Martín González

Leer una buena revista es como leer decenas de buenos libros: cada estudio es fruto de investigaciones cuidadosas, ordenados extractos y composición hábil de libros diversos. Así resumía José Martí, en 1884, el gran desafío de una publicación que se respete. Debe ser prolija en materias interesantes y diversas, advertía también el Apóstol.

La cita me la regaló el Doctor Julio García Oliveras, director desde hace dos décadas de la Revista Bimestre Cubana, de la Sociedad Económica de Amigos del País. Para Oliveras, la frase martiana puede perfectamente ser el código de ética que mueve a esta publicación, que acaba de cumplir los 20 años de su reaparición, en 1994, para conformar su tercera época.

Bimestre fue dirigida, indistintamente, por excelsas figuras como José Antonio Saco y Don Fernando Ortiz, destacados patriotas e intelectuales, comprometidos con el destino de la nación cubana, como su actual director.

El también combatiente revolucionario y Vicepresidente de la Sociedad Económica de Amigos del País —la institución económica más antigua de Cuba— considera que la publicación es leal a los principios que le dieron vida en 1831; solo que ahora está urgida de atemperarse a los desafíos de la sociedad cubana, empeñada en construir un socialismo con apellidos: próspero y sostenible.

«Al igual que la Sociedad Económica, su órgano oficial debe parecerse al momento histórico que le toca vivir. Trabajamos porque esté a la altura del siglo XXI. Por eso acompañamos a la nación en la actualización de nuestro modelo económico, el que tiene como fundamentos los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

«Sabemos de la urgencia de disfrutar de un país con mejores índices de bienestar. Para que eso ocurra se necesita tiempo y la participación de todos. Confiamos en el potencial de más de 1 600 000 graduados universitarios con que contamos para abrir ese camino. Con el conocimiento puede alcanzarse todo, hasta lo que se cree utópico. Cada Lineamiento puede parecer simple cuando se lee, pero nos remite a un sinnúmero de conexiones que tienen que ver con cambios profundos de naturaleza objetiva y subjetiva.

«Por eso la Sociedad Económica de Amigos del País organiza talleres para abordar los asuntos más neurálgicos de la economía y la sociedad, y deja constancia de los debates en la Revista Bimestre», apunta.

Como exquisitos libros de textos puede servir esta publicación. En estos últimos 20 años, explica Julio García, la revista ha trabajado para cumplir con el empeño de promocionar las ciencias y la cultura, afianzar los presupuestos que inspiraron a los antepasados más ilustres de la Sociedad Económica Amigos del País y mantener las mejores tradiciones, la formación y fortalecimiento de la conciencia ciudadana y la consecución de los más altos ideales de la sociedad cubana. También ha brindado amplia información acerca de los encuentros internacionales de Globalización y Problemas del Desarrollo, organizados por la Asociación Nacional de Economistas de Cuba.

Cada publicación contiene la sección oficial, la que incluye una información correspondiente al período de salida de la edición sobre las actividades fundamentales realizadas por la Sociedad Económica, y secciones de Educación y Cultura, de Ciencias Sociales, Economía, Ciencia y Medio Ambiente.

«Martí dijo también que las revistas adquieren, además de autores que sepan escribirlas, públicos que sepan leerlas. Por lo que tenemos que pensar en la cultura de la economía como actividad social fundamental, estrechamente vinculada con el desarrollo cultural; objetivo que hoy ha tomado la más elevada prioridad, tanto para el desarrollo histórico de nuestro proceso revolucionario, como por la orientación del Partido y de Fidel y Raúl», subraya Oliveras.

Aunque es una publicación para suscriptores, dice, sabemos que no solo se queda en manos de estos. Se presta a personas que no son de la comunidad científica. La economía, y por tanto la cultura económica, no son temas exclusivos de economistas o contadores.

Bimestre ve la luz dos veces al año de forma regular desde 1994, en junio y diciembre, como se concibiera en la época cuando Fernando Ortiz fuera su principal directivo. En 1831, cuando se fundó, era un folleto de 30 folios. Hoy posee 126 páginas en su versión impresa y puede consultársele también en el ciberespacio.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.