Planta de biosensores de glucosa: símbolo de la cooperación biotecnológica (+ Fotos)

Destaca Marino Murillo Jorge el desarrollo creciente y satisfactorio de las relaciones chino-cubanas

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Una moderna planta de biosensores de glucosa que beneficiará a unos 800 000 pacientes diabéticos cubanos quedó inaugurada este martes en el Centro de Inmunoensayo de La Habana, a propósito de la visita de Estado que realiza a Cuba el presidente de la República Popular China, Xi Jinping.

Autoridades cubanas y del país asiático participaron en la ceremonia en la que además se firmaron nueve documentos empresariales que constituyen símbolos de los fructíferos resultados de la cooperación biotecnológica existente en esta área, y redundarán en una mejor contribución entre ambos países, según expresó Xu Shaoshi, presidente de la Comisión de Desarrollo y Reforma de la República Popular China.

Shaoshi agregó que desde la década de los 70 Cuba viene desarrollando positivamente su industria tecnológica, «al igual que nuestro país lo ha hecho en las últimas dos décadas, y gracias a los esfuerzos de los últimos diez años de cooperación biotecnológica se han logrado sustanciales progresos traducidos en proyectos concretos de colaboración bilateral en esta área», afirmó.

En ese mismo sentido habló Marino Murillo Jorge, vicepresidente del Consejo de Ministros, quien resaltó que las relaciones entre el archipiélago caribeño y el gigante asiático se desarrollan de manera creciente, con resultados satisfactorios.

«Las empresas chinas —agregó el también Jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos—, han sido una fuente de suministro importante para el desarrollo en Cuba de la industria farmacéutica y hoy podemos avanzar a un estadio superior de cooperación», manifestó.

Entre los logros gracias a la introducción de tecnologías chinas en el sector biofarmacéutico figura la nueva institución, fruto de siete años de intenso trabajo, según recalcó Murillo. «Constituye la primera transferencia del país asiático hacia la nación caribeña, por un acuerdo firmado entre la empresa china Sinocare y el Centro de Inmunoensayo de BioCubaFarma», dijo.

Luego de cortar la cinta que dejó oficialmente inaugurada la planta, la cual fabricará las placas para las tiras reactivas de los glucómetros, las partes firmaron los nueve documentos, entre los cuales sobresale un acuerdo de cooperación estratégica en el campo de la biotecnología y la industria farmacéutica.

Se suscribieron también un memorándum de entendimiento para la incorporación de la vacuna pentavalente líquida a la empresa mixta Chagheber, y un contrato de compraventa de materia prima para la fabricación de la vacuna contra la haemophilus influenzae tipo B.

Se destaca además la firma de una carta de intención para evaluar la incorporación a la empresa mixta chino-cubana de productos novedosos y otro acuerdo de cooperación estratégica para el desarrollo de productos.

La Planta de Biosensores tiene una capacidad de producción anual de 20 millones de tiras reactivas y con posibilidades de crecer hasta cien millones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.