La señal de la vida - Cuba

La señal de la vida

Artemisa crece y se embellece también desde la reparación y el mantenimiento de su infraestructura vial. Quienes recorren sus principales calles y municipios encuentran una provincia en la que han disminuido los índices de accidentalidad

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Artemisa es historia, trabajo, celebración, pueblo… Artemisa cambia, crece y se embellece. No solo lo hace desde la reanimación de cientos de obras de impacto social, sino también desde la reparación y el mantenimiento de su infraestructura vial.

La Villa Roja, prácticamente olvidada en la señalización de sus calles, carreteras y pueblos, adquiere desde 2011 otras vistas, que tienen ahora un impulso mayor en medio de los festejos por el aniversario 61 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Agentes de Tránsito regulan la circulación de vehículos en una de las calles principales de la ciudad.

Libia Castro Gourriel, jefa del Centro Provincial de Ingeniería del Tránsito, perteneciente al Ministerio del Interior (Minint), destaca que esa identificación es vital para la prevención de accidentes y orientar no solo a conductores de vehículos, sino también a los peatones.

«El municipio de Artemisa, ahora cabecera provincial, y otros de la antigua provincia de La Habana, así como los de San Cristóbal, Bahía Honda y Candelaria, que se agregaron, eran siempre los últimos en esta actividad y por ello estaban casi sin señalización, sobre todo en sus calles.

«Hemos logrado una reanimación de esta acción en las carreteras principales y de interés nacional, logrando que al menos exista una identificación en ellas, así como en los puntos de alta concentración de accidentes de tránsito», expresó.

Castro Gourriel señaló que haber obtenido la sede del acto central por el Día de la Rebeldía Nacional ha sido un buen incentivo para el desarrollo de esta actividad, con un plan de obras que está próximo a su cumplimiento y abarca la señalización horizontal y vertical, así como el mantenimiento.

«Las acciones incluyen el centro urbano de Artemisa y las calles que dan acceso a la capital. Igualmente, los centros turísticos de Las Terrazas y Soroa y el hotel Las Yagrumas».

Envueltos en un intenso trabajo, los 12 hombres y mujeres que integran el Centro Provincial de Ingeniería del Tránsito desafían calor, cansancio… para darle otra señal a la ciudad. Ellos, junto a brigadas de La Habana y Mayabeque —que llegaron hace unas semanas al territorio—, ponen su empeño en esta misión, que es vida.

Quizá por ello quienes recorren la Villa Roja, o hasta la Autopista Nacional que conduce a esta, lo hacen con más rapidez y seguridad. El ajetreo constante y la voluntad de sus habitantes ayudan a transformar para bien a la ciudad desde sus viales.

La señalización horizontal se terminó desde el kilómetro 27 al 78, así como en la carretera Candelaria-Soroa y hasta Portugués, desde el límite de La Habana hasta el Pitirre y la vía de Cuatro Caminos, una de las entradas más importantes al territorio.

En el caso de la vertical está destacada la capital, y con más detalles la vía que conduce al Mausoleo a los Mártires, donde se efectuará el acto central. También las líneas a los hospitales Comandante Pinares, de San Cristóbal, y Ciro Redondo, de Artemisa, así como la Carretera Central en su límite con La Habana y la de Caimito-Playa Salado.

Como novedades para esta celebración, la Jefa del Centro Provincial también precisó que se construyen tres pórticos que ofrecen información al visitante: uno a la entrada de la provincia y dos en la Autopista Nacional. Igualmente los artemiseños tendrán unas vías que «cambian de color».

«Luego de un estudio se aprobó la colocación de dos semáforos intermitentes, un suceso trascendental para los 11 municipios de la provincia, que nunca han tenido una red de semáforos. Los mismos se colocarán en el Parque Central y en la carretera de Cuatro Caminos».

Los accidentes disminuyen

La joven provincia viste sus galas este 26 con la certeza de disminuir los índices de accidentalidad, una tarea que llama a redoblar energías. Fuerzas de la Dirección Provincial de Tránsito, también del Minint, ponen día a día su empeño en que cada medida de seguridad vial palpite tanto en conductores como peatones.

El capitán Pedro Pablo Hernández Aguirre, jefe de Tránsito en Artemisa, dijo que la condición de sede ha llegado en buen momento, pues la provincia avanza de forma positiva. Según reportes del mes anterior, la accidentalidad disminuyó en 23 casos, y en estos momentos solo suman 12. En igual período del año anterior tenían 43.

Hernández Aguirre dijo que para llegar a este resultado se han realizado estudios sobre los puntos de conflicto o tramos peligrosos, y se identificaron las vías en las que ocurre el mayor número de incidentes: Ingeniería del Tránsito, por su parte, incrementó las señales en esos lugares.

Se crearon diversos boletines para incrementar la educación vial y se incrementó la presencia en las vías de fuerzas de la Unidad de Vigilancia y Patrullaje, que participan en el enfrentamiento a las violaciones de la seguridad vial hasta en la noche.

Entre las principales infracciones, Hernández Aguirre mencionó la conducción a exceso de velocidad, no uso del casco de protección (en el caso de los motoristas) y el irrespeto a las señales de Pare. Añadió que «no es la imposición de multas lo que va a resolver el problema, sino educar a los choferes».

Técnicos de la Empresa Eléctrica acometen obras en saludo al 26 de Julio.

Tenemos que lograr que haya conocimiento y comprensión acerca de la protección en la vía e informar acerca de las consecuencias de no cumplir las medidas establecidas. En ese afán avanzaremos más si se realiza una mayor labor preventiva en los medios de prensa, enfocándola incluso a lugares donde la accidentalidad nos afecta, precisó.

La provincia tiene identificados 13 puntos de mayor concentración de accidentes y 26 tramos peligrosos. Entre esos lugares están la Carretera Central, en el kilómetro 54-55, donde está la curva El Porvenir, y en el caso de la Autopista Nacional, en los sectores de los kilómetros 68-70, 80-82, 2-4…

Con motivo de las celebraciones por el 26 de Julio, el Jefe de Tránsito en la provincia apuntó que operan en los cierres de vías y puntos de regulación, a partir de las diversas tareas que se desarrollan y por la congestión de vehículos y peatones que se aprecia en estos momentos.

Manifestó que también asumen el cambio de sentido en la circulación de los vehículos, y que para estos días más cercanos al 26, en que aumenta la afluencia de personal en la vía, reforzarán estas medidas con horarios de circulación del tránsito.

«Nuestras fuerzas están practicando el traslado de las caravanas y puntualizando cada detalle para que no ocurra ningún accidente. Además, hemos recibido apoyo de la Dirección de Tránsito con refuerzos de La Habana, necesarios para toda la dinámica que tiene la provincia y la protección que se necesita.

«Lograr estos resultados es el saludo de nuestro órgano al 26 de Julio, y a esos valerosos jóvenes que de Artemisa partieron a conquistar la victoria definitiva», aseguró Hernández Aguirre, quien añadió que después de esta fecha continuarán trabajando para garantizar, como hasta ahora, un verano feliz también en la vía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.