En el rojo y negro de un ciclón sureño

Celebran en Santa Cruz del Sur, Camagüey, el Aniversario 61 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. El homenaje devino en compromiso colectivo para culminar los cerca de 400 objetos de obras constructivas que se implementan en este municipio

Autor:

Yahily Hernández Porto

SANTA CRUZ DEL SUR, Camagüey.— El amanecer en esta tierra de pescadores —azotada fuertemente por los huracanes Ike y Paloma— vivió nuevamente un ciclón, pero esta vez los vientos del evento climatológico no trajeron consigo desgracias, sino ráfagas de emociones, teñidas de rojo y negro.

Desde bien temprano en la mañana de este viernes miles de santacruceños se dieron cita en su histórica plaza, 28 de Septiembre.

En ella las ráfagas del ciclón «rojo y negro», hicieron ondear por doquier banderas cubanas, del 26 de Julio y multicolores banderolas.

La tierra de pescadores, como toda Cuba, celebró por todo lo alto la histórica fecha. Aquí el poblado más sureño de Camagüey mereció la sede por el Aniversario 61 del Moncada.

«No hay marcha atrás en el sur agramontino, nuestro 26 de Julio no termina con lo hecho, sino con los retos que imponen un municipio que se transforma», expresó Osmany Barreiro Consuegra, joven director de la Empresa Pesquera Industrial en esta localidad.

«El propósito principal —subrayó Barreiro— es producir con eficiencia, desde un marcado compromiso social, medioambiental y revolucionario».

Jorge Luis Tapia Fonseca, miembro del Comité Central del PCC y primer secretario del Partido en el territorio, refirió que los santacruceños y agramontinos poseen la responsabilidad de continuar avanzando en todos los indicadores económicos.

«Solo desde el trabajo diario, la disciplina, la responsabilidad de cada quien en su centro laboral permitirá que este municipio como toda la provincia cumplan con lo que exige la batalla económica y la implementación del modelo económico cubano».

Tapia Fonseca exhortó a los santacruceños a no detener el paso sostenido con que transforman paulatinamente su territorio. «Hoy abren sus puertas nuevas obras, pero otras esperan por ser culminadas; solo desde el esfuerzo diario de los hombres y mujeres de esta tierra podrán construirse las más de 360 obras en las que trabaja este pueblo».

Al culminar el emotivo homenaje los santacruceños disfrutaron de la estrenada heladería Coppelia, de la remozada pescadería Los Marinos, del centro recreativo multifuncional Gigante marino; así como visitantes y lugareños recorrieron las áreas del hospital municipal José Esperidón Santiesteban, objeto de una reparación capital en ocho de su salas, y las del complejo lácteo Caribe, entidad que montó una miniplanta de helado.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.