Eterno orgullo por la alborada redentora

Pioneros santiagueros mantienen la tradición de asaltar simbólicamente el antiguo Cuartel Moncada cada madrugada en el Día de la Rebeldía Nacional

Autores:

Odalis Riquenes Cutiño
Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.- Anuncia el alba otra jornada épica a la ciudad, redimida en medio de su carnaval ante los motivos heroicos que reúnen cada 26 de Julio a trasnochadores, artistas, estudiantes, trabajadores, dirigentes, militares y pueblo en general en el sitio donde la historia junta los compromisos de hoy con la gesta de ayer.

Entre los muros que antes amparaban la barbarie resonarán este sábado las voces firmes en el asalto simbólico de 145 pioneros santiagueros como alegoría a aquella madrugada, cuando el 26 de julio de 1953, a las 5:15 a.m., un grupo de jóvenes, con Fidel Castro al frente atacaron el antiguo Cuartel Moncada, segunda fortaleza militar de la tiranía batistiana.

Sesenta y un años después a la misma hora, en la hoy Ciudad Escolar 26 de Julio y como parte una tradición patriótica arraigada en los santiagueros; los pequeños llegarán a la otrora fortaleza, procedentes de la Granjita Siboney en autos de la época, ataviados con su uniforme tricolor, portando grandes lápices de madera y arengando con consignas revolucionarias.

Se volvieron a escuchar los nombres venerados de los caídos por la Patria para reafirmar que siguen presentes en nuestra obra, esto como preámbulo de una velada política-cultural protagonizada por noveles artistas.

Los versos de Ya estamos en Combate, de Raúl Gómez García y de Era la mañana de la Santa Ana, de Jesús Orta Ruiz, serán nuevamente catalizadores de las evoluciones artísticas de quienes declamarán, danzarán o cantarán en honor a los protagonistas de la reverenciada efeméride, representados allí por miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) junto a madres y otros familiares de los mártires.

Un rato después una representación del pueblo depositará, a nombre del pueblo de Cuba, una ofrenda floral en el retablo donde yacen los mártires de la acción revolucionaria, ubicado en el cementerio Santa Ifigenia de esta urbe.

Cada año el asalto simbólico al Moncada representa un estímulo a los miembros más destacados en el trabajo de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) de los nueve municipios de la provincia.

Desde este 23 de julio los pioneros participantes en el asalto simbólico al Moncada cumplen un programa de actividades que incluye la visita a sitios de interés histórico y cultural vinculados con la acción, encuentro con combatientes y la realización de acciones recreativas en el campamento provincial Asalto al Moncada, ubicado en los predios de la Granjita Siboney, y que les sirve de villa, explicó a JR Irma García Figueredo, metodóloga provincial de la OPJM.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.