Si las artemiseñas y los artemiseños de ayer no les fallaron, los de hoy tampoco fallaremos

Intervención de José Antonio Valeriano Fariñas, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario de su Comité Provincial en Artemisa, en el acto central nacional por el aniversario 61 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, efectuado este sábado en el Mausoleo de los Mártires de Artemisa

Autor:

Juventud Rebelde

Compañero General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del

Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros:

Compañeros de la presidencia:

Protagonistas de las acciones del 26 de Julio de 1953 y expedicionarios del  Yate Granma:

Artemiseñas y artemiseños:

“Ningún mártir muere en vano, ni ninguna idea se pierde”,… así expresó José Martí, autor intelectual de la gesta del Moncada, y hoy, nos convocan las ideas de los participantes en aquella  heroica acción, a 61 años del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Celebramos el Día de la Rebeldía Nacional en Artemisa, la tierra de hijos como Magdalena Peñarredonda, delegada del Partido Revolucionario Cubano en el occidente, de Carlos Baliño, uno de los fundadores del Partido Comunista de Cuba, y de Rubén Martínez Villena, quien aseguró…“hace falta una carga para matar bribones, para acabar la obra de las revoluciones”.

Desde esta misma tierra, donde Maceo hizo gala de sus dotes de  estratega militar al burlar la trocha Mariel-Majana, partió el 24 de julio de 1953, un grupo de jóvenes de la Generación del Centenario, “como flechas de coraje y de sonrisa a clavarse en la noche para traer la aurora”, poetizó Jesús Orta Ruiz.

Entre los asaltantes a las dos mayores fortalezas militares del oriente cubano, participaron valerosos artemiseños, protagonistas también de otras acciones clandestinas y guerrilleras que condujeron al triunfo revolucionario, cinco años, cinco meses y cinco días después del 26 de julio de 1953.

Nos encontramos en el sitio más sagrado de esta  joven provincia, el Mausoleo a los Mártires de Artemisa, donde reposan los restos de nuestros moncadistas; erigido como símbolo de homenaje, respeto y continuidad, al cual nuestro Ramiro calificó hace 37 años “…como un centinela vigilante que nos recuerda siempre que la Revolución es un relevo de hombres y de generaciones”, fin de la cita.

Ser sede del acto central por el Día de la Rebeldía Nacional, más que reconocimiento y estímulo moral a los hombres y mujeres que, con su ejemplo y su sudor, construyen la Artemisa de todos, significa una eterna deuda con el pasado, el presente y el futuro de la patria.

Resalta en este territorio, con una rica historia, el aporte a la cultura nacional con hijos como Cirilo Villaverde, María Teresa Vera, Enrique Jorrín y Eduardo Abela, entre otros artistas e intelectuales que son ejemplo para las generaciones que hoy formamos.

Esta joven provincia nació y crece experimentando nuevos modelos de gestión, delimitación de funciones entre la Asamblea del Poder Popular y el Consejo de la Administración, y la separación de responsabilidades estatales y empresariales; camino que no ha estado exento de dificultades, pero por el cual andamos firmes, materializando los Lineamientos de la Política

Económica y Social del Partido y la Revolución, guía certera tras el VI Congreso de nuestra organización de vanguardia. Estamos convencidos de la importancia de estos cambios en la actualización del modelo económico cubano.

Desde el 9 de enero de 2011 los artemiseños no descansamos en la transformación de los 11 municipios, con diferentes obras constructivas, cambios de imagen a nuestras instalaciones, la respuesta o solución a planteamientos de los electores, así como la exigencia  a favor de la calidad en los servicios al pueblo.

La circulación mercantil en el 2013 superó en 3,9 % la del año precedente, lo cual significa un incremento de 43 millones de pesos, además se transportó el doble de pasajeros, y duplicó la cantidad de rutas cubiertas, con prioridades en el Plan Turquino y las zonas rurales de todos los municipios.

La implementación del experimento redujo de 75 a 37 las unidades presupuestadas, en tanto el Grupo Empresarial del Consejo de la Administración, mantiene un crecimiento anual en sus ventas de un seis por ciento.

Las reparaciones y mantenimientos de entidades marcan la diferencia en estos 42 meses de provincia, por el trabajo en más de 500 instalaciones; muchas de ellas aseguran, paulatinamente, la infraestructura necesaria en la capital de los artemiseños.

La creación de la Universidad, con más de 4 mil estudiantes, es un logro de gran impacto, tras la integración de las especialidades, con excepción de Ciencias Médicas. Y en estos dos años la institución graduó 2 mil 346 profesionales.

Han sido de gran aceptación las nuevas formas de trabajo no estatal; en el 2010 eran 37 mil 800 trabajadores, y hoy son más de 59 mil. Las 68 Cooperativas No Agropecuarias aprobadas por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, y el arrendamiento de 234 locales, son cambios, en los cuales la provincia es pionera en el país.

A finales de 2013, más de 700 habitantes del Plan Turquino se beneficiaron con la electrificación en sus viviendas, y este año, 800 pobladores más tienen electricidad, por inversiones previstas en el plan 2014, e impulsadas con motivo del 26 de julio.

En esas mismas montañas recolectaron 61 mil latas de café, superando las 29 mil de dos años atrás, y se continúan otras acciones para potenciar la recuperación de este cultivo.

La producción de viandas alcanzó cifras sin precedentes con 526 mil toneladas en los tres años de la provincia, al tiempo que avanza el desarrollo ganadero con la recuperación de áreas de forraje, vaquerías típicas, recrías, y la creación de 71 centros de Acopio refrigerado de leche, que propiciarán mayor calidad en la entrega de este alimento.

A pesar de los resultados, hay reservas para alcanzar una agricultura más eficiente, ya que no solo tenemos la responsabilidad de autoabastecernos, sino también cumplir con lo pactado para el consumo de los habitantes de La Habana, donde haciendo uso de las nuevas formas de comercialización, a nuestras cooperativas han sido arrendados 72 mercados.

El territorio se destaca en la agricultura por sus producciones de huevos, hortalizas, granos, carne porcina, tabaco, miel de abejas, azúcar refino y crudo; pero no pueden desestimarse significativas aristas de la economía, como la generación de energía eléctrica y la producción de materiales de la construcción, tan necesarios para impulsar el desarrollo, sobre todo en los más de tres mil subsidios otorgados, desde el 2011, a personas naturales.

Nos satisfacen también otros valores enraizados en los artemiseños; mil 460 hijos de este pueblo brindan solidarios servicios en 37 países, de ellos mil 167 son de Salud Pública, sector que avanza con la apertura de nuevos servicios en centros hospitalarios y policlínicas; empeños que, junto a la calidad en la asistencia al paciente, son retos permanentes, desde la atención primaria en los 453 consultorios del Médico de la Familia.

El deporte exhibe logros perceptibles. Los Cazadores, dejaron atrás el lugar 16 de la serie nacional de béisbol y se ubicaron sextos en este 2014, en tanto, otros atletas nos prestigian dentro y fuera del país en el ajedrez, el ciclismo, el baloncesto y el judo, entre otras especialidades.

Privilegio de esta joven provincia, es la bahía de aguas profundas, que comienza a adueñarse de un intenso ajetreo de buques, embarques y desembarques, que abren las puertas a la sostenibilidad comercial en Cuba desde Mariel.

La primera Zona Especial de Desarrollo, además de emplear a más de mil 500 artemiseños en su primera etapa, es un ejemplo donde el control, la exigencia y la disciplina conducen a la eficiencia y la calidad inversionista, lo cual tenemos que sistematizar, si queremos hacer sostenibles los proyectos futuros, como nos ha indicado el General de Ejército Raúl Castro.

Compañeras y compañeros: No hay la menor duda; esta no es la misma Artemisa que dejaron los jóvenes de la Generación del Centenario hace 61 años al salir hacia el Moncada; en la de hoy, muchos de sus sueños están cumplidos.

A ellos los convirtió en héroes la gloriosa gesta, pero dejaron su impronta en estas calles, en el humilde barrio de La Matilde donde muchos de ellos crecieron en casas de tablas de palma y yaguas, solares vacíos, caminos y callejones empedrados, época en la cual, tras sudar largas jornadas, la mayoría terminaban endeudados para dar de comer a sus familias.
Compatriotas:

A nuestros mártires,…“que no están ni olvidados ni muertos”… como expresara Fidel; a los moncadistas y expedicionarios del Granma que nos acompañan, les garantizamos que Artemisa se transforma. Es una tierra de tradición, pero también de futuro y esperanzas, porque estamos arraigados al trabajo cotidiano; es la forma más digna de respetar “la sangre de Artemisa que brilla en la bandera”, como enalteció en sus versos el Indio Naborí.

La felicitación reiterada a los artemiseños, que desde Bahía Honda hasta Güira de Melena, y desde San Cristóbal hasta Bauta, protagonizan la obra de hoy y los intensos días de trabajo que nos depara el mañana.

Y a la dirección de la Revolución les trasmito que, si las artemiseñas y los artemiseños de ayer no les fallaron, los de hoy tampoco fallaremos. Continuamos la batalla contra las indisciplinas sociales y las ilegalidades, las cuales no empañarán esta obra, y no cederemos ni un milímetro a quienes, con intentos de subversión ideológica, tratan de amilanarnos.

Convencidos del regreso a la Patria de nuestros hermanos Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, y Ramón Labañino, aún prisioneros en el imperio, y desde este solemne sitio ratificamos la lucha por escalar cimas superiores, y cumplir los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, porque está en nuestras manos la garantía del sistema social más humano y justo del mundo.

En esta tierra somos y seremos consecuentes con Fidel cuando dijo a los artemiseños en el parque Libertad hace 55 años, y cito “(…) pueblos como este son los que han hecho posible, el triunfo de Cuba.”

¡Gloria eterna a los héroes y mártires del 26 de Julio!

¡Viva el Partido Comunista de Cuba!

¡Vivan Fidel y Raúl!

¡Patria o Muerte!

¡Venceremos!

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.