Cuando existe amor en la tarea que se cumple

Se licencian jóvenes que concluyeron el Servicio Militar Activo

Se licencian jóvenes que concluyeron el Servicio Militar Activo

Autor:

Patricia Cáceres

Más de 200 jóvenes que cumplían su Servicio Militar Activo en una gran unidad de la Gran Unidad de Tanques de la Gloria Combativa Rescate de Sanguily, Orden Antonio Maceo, se licenciaron este sábado como sargentos, cabos y soldados, luego de haber cumplido satisfactoriamente con el sagrado deber de prepararse para defender la Patria.

Al hablar en nombre de los desmovilizados, en un acto político-cultural que tuvo por escenario la referida unidad, el sargento de segunda Daymel Téllez García destacó la entrega que caracterizó la etapa de servicio en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Durante ese tiempo —dijo— participamos con voluntad, abnegación y entrega en las actividades propias de la vida militar, como el mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo, la conservación y mantenimiento del material de guerra y, como tarea permanente, la preparación combativa y política.

Los trabajos realizados en cada una de ellas nos han permitido tener conciencia de la necesidad de la defensa del país, nos han hecho más responsables y nos ayudan a ser mejores revolucionarios, expresó.

Así lo demuestra el hecho de que, por cada miembro de la UJC que se incorporó a ese llamado, se licenciaron tres, conformando finalmente un 42 por ciento del total de licenciados.

El primer teniente Elier Abreu Rodríguez, oficial organizador de la UJC en la referida gran unidad, dijo que el paso de estos jóvenes por las FAR será muy útil para sus desempeños inmediatos y futuros.

Nunca dudamos de la capacidad de cada uno de ustedes de enfrentar las más complejas misiones. A partir de este momento la tarea que tienen es aún más difícil: prepararse como futuros profesionales y dar lo mejor de sí en cada puesto, donde la experiencia de lo aprendido en el Servicio Militar los hará mejores, les dijo.

La teniente coronel Milsi Alarcón Arias, jefa de Organización y Personal, explicó que una vez cumplido el tiempo de Servicio Militar Activo, los jóvenes deben presentarse en su Área de Atención en un plazo no mayor a los 15 días hábiles posteriores, con los documentos acreditativos que les fueron entregados en sus unidades.

Allí —ahondó— el responsable de dicha área validará con su firma y cuño el certificado de licenciamiento, en que se hace constar el tiempo por el que cumplió el servicio militar y recibirá los documentos correspondientes que así lo acrediten. También en ese momento quedará incorporado al Servicio Militar de Reserva y, de ser necesario, será designado para completar una unidad en caso de guerra.

Posteriormente, los jóvenes con carrera diferida a la Educación Superior deben presentarse en la sede universitaria correspondiente, portando la boleta que les fue entregada, para así formalizar la matrícula.

El resto, que durante el proceso de inserción laboral previo a su licenciamiento aceptaron algunas de las ofertas existentes, incluida la entrega de tierras en usufructo, realizarán los trámites en las oficinas o centros que les hayan sido indicados, portando los documentos que les entregaron. Incluso, los que inicialmente no aceptaron alguna de las ofertas, podrán presentarse a las oficinas del órgano de Trabajo municipal, donde serán orientados sobre otras alternativas laborales, concluyó.

Como parte del acto político-cultural de licenciamiento, se entregó la distinción Destacado en la Preparación para la Defensa a un grupo de jóvenes, por su excelente trayectoria y disciplina en el cumplimiento del Servicio Militar Activo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.