Un 12 de agosto joven y lleno de acción

El Día Internacional de la Juventud, que se celebrará el venidero martes, será recordado con júbilo en países que como Cuba defienden el derecho de sus jóvenes a soñar con un futuro mejor. En otras regiones la jornada servirá para enarbolar los reclamos de las más nuevas generaciones en pos de sociedades más justas

Autor:

Susana Gómes Bugallo

Cuba estará de fiesta el próximo 12 de agosto. La juventud saldrá a las calles a festejar su Día Internacional. Habrá conciertos, competencias deportivas, foros de participación y celebraciones públicas.

Pero, ¿qué historia hay detrás del 12 de agosto? ¿Se celebra en todo el mundo? ¿Qué distingue a la celebración de 2014 de otras? Para conocer más sobre la fecha y el motivo por el que se celebra como Día Internacional de la Juventud, nuestro diario dialogó con José Ángel Maury del Toro, miembro del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas a cargo de las Relaciones Internacionales.

Al contrario de lo que ocurre con otras fechas históricas como el Día Internacional del Estudiante, por ejemplo, la creación de esta jornada no se debe a ningún hecho heroico de especial significación, expresó Maury del Toro.

En la Conferencia Mundial de Ministros de Juventud de 1998, que culminó el 12 de agosto, se aprobó la declaración de tal fecha conmemorativa. Casi un año y medio después, el 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de Naciones Unidas respaldó tal decisión y la hizo oficial. Pero pasaron varios años antes de que Cuba comenzara a celebrarla, a lo que se une la feliz coincidencia que tiene lugar en la víspera del cumpleaños del Comandante en Jefe Fidel, comentó el dirigente juvenil.

Naciones Unidas exhorta a que la conmemoración sea jornada oportuna para organizar actividades de información pública con el propósito de promover conciencia sobre los principios del Programa de Acción Mundial para los Jóvenes, creado en 1995.

Por eso, cada año se establece un tema mundial al que será dedicado el Día Internacional de la Juventud, el cual en años anteriores se enfocó en cuestiones como la pobreza, participación juvenil, sostenibilidad, cambio climático, diálogo, y asociación y migración, entre otras. El 2014 se ha dedicado a la salud mental.

El 12 de agosto es visto como ocasión para incentivar la participación de la juventud en la toma de decisiones, desarrollar políticas en prioridades como empleo, educación, hambre, pobreza, salud, medio ambiente, uso indebido de drogas y delincuencia, así como para abrir canales de cooperación entre organizaciones juveniles.

¿Cómo celebra la juventud cubana?

Refirió Maury del Toro que este día se promueve para que cada país realice acciones por los derechos de los jóvenes, relacionadas con la familia, el estudio, el empleo y otras cuestiones que en Cuba están garantizadas. Por esa razón explicó que se aprovecha para ratificar los derechos que aquí existen, a diferencia de otras naciones en que esa fecha se convierte en otra jornada de lucha por reivindicaciones.

Explicó Maury que algunas organizaciones juveniles están tan enfrascadas en la solución de problemas y desafíos tan disímiles y complejos que esta fecha incluso les pasa inadvertida.

A lo anterior se añade que en pocos países este día es motivo de fiesta, analizó Maury del Toro, quien recordó que en las provincias de nuestro país se han diseñado varias celebraciones para todas las edades. La sede central será la capitalina esquina de 31 y 36, en el municipio de Playa, donde los festejos iniciarán desde la mañana con el proyecto Cubaila, del Inder, y en la noche tendrá lugar la fiesta Por un Mundo Mejor (a cargo del proyecto PMM) y habrá un concierto de Buena Fe.

Pero esto es solo lo que ocupará a la Isla por dentro. Como parte activa de este mundo, y en su papel de referente para las juventudes progresistas y de izquierda, los jóvenes cubanos se unen a la condena de la agresión de Israel a Palestina, devenida genocidio, refirió el miembro del Buró Nacional de la UJC.

«Existe una lucha fuerte por lograr un futuro promisorio para los jóvenes del mundo, que les depare la posibilidad de que continúen su desarrollo como seres humanos. Por esto se lucha en América Latina. Y esas son batallas que la juventud cubana apoya», significó Maury del Toro.

Se avecinan eventos de especial connotación para las juventudes de izquierda en la región. El Foro de Sao Paulo se celebrará en Bolivia del 25 al 30 de agosto, y en Nicaragua ya se ultiman detalles para el XVII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes (CLAE), que acontecerá del 17 al 22 de este mes.

Esta cita se prevé como escenario importante para reivindicar las luchas del sector en la región con respecto, sobre todo, a la educación. El carácter internacional que tiene la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (Oclae), que convoca a esta reunión, posibilita recabar el respaldo del mayor número de jóvenes.

Destacó Maury del Toro que el Foro de Sao Paulo es el principal espacio que existe para la coordinación y conciliación entre las fuerzas y los partidos progresistas y de izquierda, no solo de América Latina sino de otras regiones del mundo que ya se han incorporado.

«Hace cinco años se desarrolla un encuentro de juventudes, en el que Cuba puede mostrar su realidad e intercambiar experiencias con representantes de otras organizaciones internacionales juveniles, con el propósito de unificar acciones y luchar por una América Latina más digna y justa», comentó.

Una fecha para reclamar

Aunque esa es la realidad en nuestra región, explicó Maury del Toro que estas fechas conmemorativas son regidas por organizaciones internacionales que involucran a todos los países.

Algunas personas que están al frente de los ministerios de Juventudes no tienen un pensamiento de izquierda y poseen otra perspectiva sobre los derechos, de acuerdo con sus intereses. En América Latina los jóvenes están implicados en procesos de participación y se centran en problemas actuales.

Con nuestras acciones damos un ejemplo de cuánto puede lograrse en materia de derechos cuando existe voluntad política, argumentó el entrevistado, para quien es importante que el 12 de agosto se aproveche para enarbolar los reclamos de los jóvenes.

Días antes de la aludida fecha fue puesto a la luz un nuevo intento de subversión por parte de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y el Gobierno de ese país contra Cuba. La denuncia de ese plan por los jóvenes y la reafirmación de su respaldo a la Revolución formarán parte de la agenda conmemorativa del venidero 12 de agosto.

«Se ha desenmascarado un grupo de agresiones de Estados Unidos con la juventud cubana como centro de atención. Aprovechamos estas celebraciones para ratificar que somos parte de lo que nos ha dejado la generación histórica de la Revolución. Los jóvenes no estaremos manipulados por ninguna fuerza exterior porque tenemos claro qué defendemos y hacia dónde vamos», expresó.

Aun en medio del convulso contexto mundial, con el apoyo a las juventudes de izquierda y progresistas de la región, y en defensa de todas las naciones agredidas por el imperialismo, José Ángel Maury del Toro sostuvo que lo primero para los de esta Isla es continuar apoyando y desarrollando las transformaciones del modelo económico cubano.

«Nos toca a los jóvenes sostener el respaldo a la Revolución y dar continuidad al proceso socialista. Para ello es vital estar informados, no dejarnos confundir y llevar como máxima lo que nos ha enseñado Raúl de que cada cual haga bien lo que le corresponde hacer», enfatizó el joven.

¿Un buen momento?

Este parece ser un mejor período para las juventudes progresistas y de izquierda del mundo. El dirigente analiza que el cambio en la correlación de fuerzas debido a los movimientos que han llegado al poder por vía electoral en nuestra región ha posibilitado un vuelco favorable en el trabajo de las juventudes en función de una mejor sociedad, pues ahora se ven representadas y tienen participación.

Que haya ocurrido ese cambio en América Latina permite entender que puede existir una sociedad con un desarrollo equitativo y justo. Ello no está exento de la constante contraofensiva imperialista sobre estos procesos, agresión que busca manipular a la juventud y tomarla como bandera para oponerse a los Gobiernos, significó Maury del Toro.

Ya es una certeza que no basta con tener el poder, sino que hay que estar preparados para retos mayores. Ocurre que si no hay preparación y guía certera, surgen confusiones y, con estas, quienes lamentablemente se prestan a acciones que  promueve la derecha, verdadera enemiga, en contra de los cambios.

Gobiernos progresistas

Fuera de Latinoamérica, las organizaciones progresistas y de izquierda siguen luchando por mejoras de vida de los jóvenes y las sociedades. Ello exige renovar constantemente los mecanismos de sumar. La lucha de estos movimientos a nivel internacional es muy compleja, agregó. Muchas veces trabajan prácticamente en la clandestinidad y sus líderes son perseguidos o han sido secuestrados.

«Tenemos el privilegio de vivir en una sociedad que nos respalda. He conversado con jóvenes de izquierda de otros países y me ha sobrecogido el hecho de que estén constantemente expuestos a perder la vida por las causas que defienden. Esa es la realidad de los que, como nosotros, quieren una sociedad distinta, más colectiva y no tan individualista como la del sistema capitalista», ilustró.

Para las juventudes progresistas del mundo la Revolución Cubana sigue siendo un paradigma de justicia y resistencia. Por ello en este 12 de agosto, nuestro compromiso y nuestro principal aporte a la lucha por un mundo mejor ha de ser continuar defendiéndola y perfeccionándola, concluyó.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.