Apicultores holguineros van por más

Ubicados dentro del grupo de avanzada en el país en esta campaña, el aporte de la provincia a la economía nacional sobrepasa hasta la fecha las 273 toneladas, de un plan anual estimado en 430 toneladas

Autor:

Héctor Carballo Hechavarría

HOLGUÍN.— Tras concluir el primer semestre del año con favorables acumulados en la recolección de miel, los apicultores holguineros cerraron el mes de julio con casi 49 toneladas por encima de lo planificado y centran ahora sus esfuerzos en mantener ese favorable ritmo productivo de cara al período óptimo de la cosecha, entre octubre y diciembre.

Ubicados dentro del grupo de avanzada en el país en esta campaña, el aporte de la provincia a la economía nacional sobrepasa hasta la fecha las 273 toneladas, de un plan anual estimado en 430 toneladas.

Eddy Infante Domínguez, jefe de producción de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Holguín, destacó la efectividad conseguida este año en el manejo de las colmenas mediante la capacitación a los productores y sus familiares.

Agregó que se trasladaron 5 060 colmenas hacia sitios de mayor florescencia para facilitar el pecoreo de las abejas (conducta de las obreras para recolectar polen de un determinado lugar) y en respuesta, por ejemplo, a la tardía floración en los manglares a causa de las lluvias.

La dirección de la UEB Apícola en Holguín reconoció el sobresaliente papel que están desempeñando los jóvenes dentro de este sector —constituyen el 17 por ciento del total de los productores—, y entre ellos citó a Yaniel Fernández Muñoz, del municipio de Gibara, cuyas colmenas logran 30 kilogramos de miel como promedio por cosecha, muy por encima de la media provincial de 23,1 kilogramos.

Por ese mismo camino de eficiencia transita el joven Ramón Zaldívar Morfi, del municipio de Rafael Freyre, quien con apenas un año de experiencia consigue un rendimiento de 47,1 kilogramos de miel por cada colmena y por cosecha.

En opinión de la joven apicultora holguinera Irina Alfonso Cabrera, la excelente calidad de los elementos de colmena suministrados por la Empresa Forestal Integral (EFI), de la vecina provincia de Las Tunas, influye en la obtención de esos indicadores.

Los 181 apicultores asociados a la Unidad Empresarial de Base de Holguín sobrecumplieron, además, con sus metas para la etapa en cera y propóleos con destino a la elaboración de medicamentos.

El pico productivo de la provincia se remonta a 1986, cuando existían unas 17 000 colmenas y se acopiaron alrededor de 600 toneladas de miel, además de polen, cera, propóleos y jalea real, productos que se deben continuar rescatando como rubros exportables.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.