Gran gesto de amor

La cooperativa de créditos y servicios fortalecida Frank País García, ubicada al sur del municipio de Alquízar, en la provincia de Artemisa, donó 10 000 CUP en juguetes y cinco toneladas de alimentos a la sala de Pediatría del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología

Autor:

Alina Perera Robbio

Una frase hermosísima, que a muchos gusta, es compartida de modo recurrente en Facebook, ese universo virtual donde reencontramos o descubrimos seres que de algún modo tocan el hilo de nuestra existencia. «Se acercan tiempos difíciles—enuncia la idea—: es urgente amar». Y a modo de comentario he colgado esta frase desde mi condición de navegante virtual y también de este mundo real: «Los tiempos difíciles ya están aquí: amar es más que urgente».

Por esa misma certeza —tan martiana, por cierto— sucedió en la mañana de este viernes, en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR) de La Habana, un hecho de generosidad; es decir, de amor, que marca la pauta del bien, que entorna sendas por las cuales la virtud, sin pedir permiso, puede abrirse paso: la cooperativa de créditos y servicios fortalecida (CCSF) Frank País García, ubicada al sur del municipio de Alquízar, en la provincia de Artemisa, donó a la sala de Pediatría de ese centro hospitalario 10 000 CUP en juguetes y cinco toneladas de alimentos.

Según explicó a este diario el doctor Jesús de los Santos Renó Céspedes, jefe del Departamento Docente y profesor principal del Servicio de Oncopediatría del Instituto, el gesto es antesala de vínculos más estrechos entre la CCSF y el hospital, los cuales contemplan un abastecimiento mensual de viandas, frutas y hortalizas, cuyos beneficiarios serán los pacientes del centro de salud.

En la sala de Pediatría resultó conmovedora la entrega de juguetes a niños de todas las edades por parte del presidente de la cooperativa, Lázaro Núñez Ducusquiel, y otros trabajadores de la entidad productiva, que este año recibió la condición de Vanguardia Nacional. Como dijo después el doctor Jesús de los Santos, cuando habló a todos, la ocasión se había «vestido de gala» por la presencia del Héroe de la República de Cuba, René González, y de su esposa Olga Salanueva.

Mientras los niños acompañados de sus madres miraban felices sus juguetes, el Doctor dijo que esta entrega es una de las iniciativas más importantes que conoce desde que labora en la sala. Por su parte, Lázaro Núñez, también diputado al Parlamento, explicó que la iniciativa de apadrinar al hospital fue discutida con los campesinos de la CCSF, y que de algún modo es un «llamado a las demás formas productivas para que se sumen a esta tarea de ayudar».

René González —conocía detalles del hospital porque Olguita le había contado sus impresiones de visitas ya hechas por ella—, quien ahora pudo constatar la belleza, el orden y la entrega de un centro recién reparado, habló de este viernes como del día de la generosidad, y confesó que cuando vio a Lázaro expresarse como diputado en la Asamblea Nacional se percató de que estaba en presencia de un gran hombre. Él representa, dijo, lo mejor de nuestros trabajadores.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.