En julio el turismo también cayó

La llegada de visitantes debe mejorar en agosto. Números, pronósticos y cavilaciones del redactor

Autor:

René Tamayo León

Tras el entusiasmo porque el pasado 19 de agosto había arribado al país el turista «Dos Millones», las aguas regresan a la mesura. En julio la llegada de visitantes internacionales retrocedió 0,5 por ciento respecto a igual mes de 2013.

Como en junio ese índice también cayó un punto y tanto porcentual, la suma en los siete primeros meses del año era de esperar: continúa recortándose. Acumuló un discreto crecimiento del 3,4 por ciento, según el más reciente informe sobre el tema publicado por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) en su sitio digital (www.onei.cu).

Lo constatado en Turismo. Llegada de visitantes internacionales. Enero-Julio de 2014, no es noticia que merezca «darse escofina en el ombligo».

Por suerte, agosto pinta con bonita cara. «Buena vibra»... pero para el mes. Tratar de alcanzar este año la meta de los tres millones de viajeros —según las estadísticas puntuales que se manejan para el sistema turístico— supone una carrera de largo aliento y sin desmayo si queremos, por fin, llegar a esa cifra.

El plan inicial de la economía, y por lo tanto el sistema Turismo —como parte de sus componentes—, debió sufrir una corrección a la baja para el año, lo cual fue explicado en la sesión ordinaria de verano de la Asamblea Nacional.

El redactor no está seguro si la meta de los tres millones de visitantes, calificados como turistas y excursionistas por la ONEI, se mantiene como parte de los pronósticos oficiales, pero para el público es una valla simbólica que ya queremos alcanzar; más aún: rebasarla... O quizá no. Tal vez no sea la percepción general y solo constituya una letanía del redactor.

La nota informativa del Ministerio de Turismo (Mintur) que informaba que el 19 de agosto el Destino Cuba había recibido los dos millones de visitantes es mesurada y objetiva, sin alentar falsas expectativas con respecto al «número mágico».

Fue bueno saber, sin embargo, que el Mintur —según reza esa nota institucional enviada a la prensa— tiene «claras» las «estrategias a seguir para continuar mejorando la percepción de los clientes sobre el destino Cuba.

«Para alcanzar los resultados esperados en este año (los cuales, reitero, desconoce el redactor), desde comienzos del segundo semestre —continúa la minuta— se han intensificado las acciones comerciales y de comunicación tanto en mercados que siguen teniendo un crecimiento sostenido, como en aquellos de menor emisión, pero que contribuyen también al incremento de las cifras».

Veamos, empero, agosto. Según los números, que ahora son más deducibles al tener el reporte de julio sobre el arribo de visitantes internacionales, del 1ro. al 19 de este mes debieron pisar el archipiélago 128 385 viajeros, para un promedio diario de unos 6 757 turistas y excursionistas.

De mantenerse un ritmo parecido, entonces en agosto pudieran contabilizarse —siempre según cálculos del periodista— alrededor de 209 470 visitantes, para un impresionante crecimiento de 12,4 por ciento respecto a igual mes de 2013. Si es o no así, la vida lo dirá. A mí me gusta pensar que sí.

Los números a veces resultan esquivos, máxime cuando no somos economistas-estadísticos. La publicación Turismo. Llegada de visitantes internacionales, de la ONEI, tiene «como objetivo —fija el documento— mostrar los resultados preliminares de los indicadores fundamentales que miden la entrada de visitantes al país». No obstante, cavilar un poco sobre lo que dice —aunque no seamos expertos— no debe ser un mal ejercicio.

Cifras emitidas por la Dirección de Inmigración y Extranjería y el Sistema de Información Nacional de la ONEI son la base del informe, elaborado por los especialistas del Centro de Gestión de la Información Económica, Social y Medioambiental del ente estadístico e información gubernamental.

Continuando con la «matraquilla» personal de los tres millones, debemos agregar —como pueden observar en la tabla— que para conseguir esa «corona», entre agosto y diciembre el turismo debe cerrar con un crecimiento de 8,1 por ciento.

Debido a la desaceleración reportada entre enero y julio, es el único camino para alcanzar la meta aquí defendida, la cual, en definitiva, supondría una subida medianamente optimista de 5,1 por ciento para el año.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.