Prioridad sanitaria para todos

Reforzar el trabajo preventivo es crucial para mantenernos protegidos del dengue, el virus chikungunya, el cólera y el ébola

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

La situación epidemiológica del dengue continúa siendo muy compleja en el mundo, pero en Cuba lo más preocupante es que en los últimos tiempos se han identificado los cuatro serotipos del virus en coexistencia.

El alerta lo emitió el doctor Gilberto Zamora González, jefe del Departamento de Desarrollo de otros Programas de Lucha Antivectorial del Ministerio de Salud Pública (Minsap) durante la Mesa Redonda El ébola y otras enfermedades transmisibles, de este viernes.

El dengue está localizado principalmente en 35 municipios del país —15 de ellos, capitalinos—, agregó Zamora González, y el peligro ha aumentado en la medida en que se han manifestado los cuatro tipos del virus.

Esta peculiaridad, a la que no nos habíamos enfrentado con anterioridad, presupone una mayor preparación del personal de Salud y toda la población.

La doctora Rosaida Ochoa Soto, directora de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades, insistió en la necesidad de modificar nuestras conductas en lo concerniente a las medidas higiénicas en el hogar, la comunidad, la escuela y el centro de trabajo, como únicas vías eficaces para evitar la propagación del dengue.

Las medidas para evitarlo son las mismas que nos mantendrían protegidos del chikungunya, virus que se transmite tanto por el Aedes aegypti como por el Aedes albopictus, y del que solo se han reportado en el país 13 casos importados, enfatizó el doctor Alberto Francisco Durán García, jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Minsap.

«Urge acudir al médico cuando se presenten los primeros síntomas del padecimiento, como la fiebre alta y los dolores musculares, y acceder al ingreso en la institución hospitalaria, pues la evolución de la enfermedad es muy rápida», acotó.

Similar comportamiento debe adoptar quien presente muchas diarreas en poco tiempo, destacó Durán García, pues la infección diarreica aguda causada por la ingestión de alimentos o agua contaminados con el bacilo Vibrio cholerae, conocida como cólera, continúa siendo una amenaza. Adoptar prácticas sanitarias que nos alejen del consumo de alimentos de dudosa procedencia o cuya manipulación sea incorrecta, será la mejor manera de evitar este padecimiento, recalcó.

En el espacio televisivo se reiteró que Cuba ha reforzado las medidas de vigilancia y control sobre el virus del ébola. Al respecto, el doctor Jorge Pérez Ávila, director del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, recordó que ante esta enfermedad hay que «tomar distancia», teniendo en cuenta que su vía de transmisión es por los fluidos y secreciones corporales, tales como semen, sangre, saliva, sudor, lágrimas y orina.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.