Septiembre muy a lo cubano

La escuela 26 de julio en el poblado de Cascorro; en Guáimaro, fue el escenario principal de los agramontinos para iniciar un septiembre singular y comprometido

Autor:

Yahily Hernández Porto

Guáimaro,Cascorro, Camagüey.— El ambiente juvenil de la escuela primaria 26 de julio en el poblado de Cascorro, tierra guaimareña, contagió a los cientos de pioneros, estudiantes, maestros y familiares, quienes se dieron cita para recibir el nuevo curso escolar, a través del ritmo contagioso del cubanísimo son.

En la «Casa de la Constitución» —como nombrara El Héroe a Guáimaro—; se desarrolló el acto provincial que dio la bienvenida al tan esperado septiembre.

En esta tierra los más pequeños de casa demostraron conocer las tradiciones más genuinas del campo cubano, de su danza; el folclor, y septiembre reveló que mucho se puede hacer si de escuelas nuevas se trata.

Aquí la 26 de Julio abrió sus aulas totalmente reparadas. «Con la participación y esfuerzo de campesinos, vecinos, padres, profesores, instituciones, empresas, cooperativas y toda la comunidad, la escuela exhibe una nueva imagen, pues fue reparada en su totalidad», dijo Mercedes Escuredo, directora Provincial de Educación.

Para la pionera Keila Roges, de la secundaria básica Cinco de Septiembre, el reto mayor de los pioneros cubanos es mejorar la asistencia, puntualidad y disciplina dentro y fuera de la escuela, «pero estudiar es nuestro primer deber, para reponerle a la Revolución su esfuerzo diario por mantener una educación tan masiva y llena de oportunidades como la cubana».

La pionera Keila denunció además la injusta prisión que sufren los tres héroes cubanos, Antonio Guerrero, Gerardo Hernández y Ramón Labañino, presos injustamente en cárceles del Imperio, por luchar contra el terrorismo.

Jorge Luis Tapia Fonseca, miembro del Comité Central del PCC; y primer secretario del Partido en este territorio subrayó que el propósito fundamental de la educación cubana es consolidar todos los niveles de enseñanza desde la impartición integral y profesional del conocimiento que demanda y exige la sociedad, que transforma su Modelo Económico.

En este distintivo y peculiar acto juvenil se honró con la distinción Maestro por la educación cubana, a los consagrados y experimentados docente, jubilados reincorporados al sistema de enseñanza, Dévora Garay y Zenaida Hernández, y hubo un reconocimientos a todas las instituciones participantes en la reparación capital de este centro, con una inversión superior a 220 00 pesos cubanos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.