Celebran jornada de Oración por la Paz

El cierre de este evento en la Isla se celebró en la Plaza de Belén, La Habana Vieja, donde se congregaron cristianos, islámicos, budistas y judíos

Autor:

René Tamayo León

Líderes y representantes de las religiones mundiales presentes en Cuba participaron en la jornada cubana de la Oración por la Paz, evento cultural e interreligioso internacional clausurado ayer en decenas de ciudades del mundo, el cual tuvo como centro a Amberes, Bélgica.

El cierre de la jornada en la Isla se celebró en la Plaza de Belén, La Habana Vieja, donde se congregaron cristianos, islámicos, budistas y judíos bajo el lema que presidió el encuentro en todo el planeta, El futuro es la paz: religiones y culturas en diálogo a cien años de la 1ra. Guerra Mundial.

Junto a líderes de la Liga Islámica de Cuba, de la comunidad hebrea, de la budista, de las iglesias evangélicas y protestantes y la católica, estuvieron miembros del Cuerpo Diplomático acreditado y autoridades cubanas.

La primera Oración por la Paz se celebró en 1986 a instancias del Papa Juan Pablo II. En esta, su edición 28, por primera vez traspasó las fronteras euroasiáticas para establecerse en las urbes donde tiene presencia la Comunidad de San Egidio, movimiento laico que desde 1987 se encarga de la organización de estas jornadas.

El acontecimiento en Cuba inició con un simposio sobre la paz donde intervinieron los líderes y representantes religiosos asistentes, quienes, luego, según su expresión, se retiraron a lugares diferentes a realizar invocaciones por la paz de acuerdo con sus tradiciones.

La jornada concluyó con una marcha silenciosa desde sus lugares de oración hacia la Plaza de Belén, donde se efectuó la ceremonia final, y donde se realizaron varias intervenciones, se encendió un candelabro de la paz, se soltaron palomas y los niños entregaron una declaración por la paz.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.