Pesquisaje por la vida - Cuba

Pesquisaje por la vida

La prevención de múltiples enfermedades en Cuba, desde antes del nacimiento hasta la vejez, parte de los resultados del Centro de Inmunoensayo, distinguido nuevamente como Vanguardia Nacional

Autor:

Patricia Cáceres

Cuba dispone de 583 servicios con tecnología SUMA (Sistema Ultra Micro Analítico), desarrollada por el Centro de Inmunoensayo (CIE), y que forma parte indispensable de las estrategias del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de nuestro país.

El CIE, además, ofrece productos, entrenamiento de especialistas, asistencia técnica y control externo de calidad a 527 laboratorios que operan fuera del país.

Los resultados de la institución, que acaba de arribar a su 27 aniversario, redundan en la prevención de múltiples afecciones, desde antes del nacimiento hasta etapas más avanzadas de la vida.

Así lo explicó este miércoles, en declaraciones a la prensa, la Doctora Rebeca S. González Fernández, coordinadora de Programas Nacionales de Tecnosuma Internacional S.A., comercializadora del CIE, quien afirmó que, fundamentalmente, dicha entidad tiene participación en cuatro directrices del sistema de salud cubano.

«Una es el Programa Materno-infantil. Aportamos nuestro primer producto estrella, el Alfafeto proteína, para reducir la mortalidad por malformaciones del tubo neural. Es una prueba que hoy se les realiza a todas las gestantes en Cuba.

«La tecnología SUMA también se emplea en la pesquisa neonatal para detectar a tiempo enfermedades como el Hipotiroidismo Congénito y otro grupo de enfermedades metabólicas, que producen la muerte o algún retardo mental severo y otras consecuencias, si no se detecta y trata tempranamente».

Al decir de la experta, la tecnología desarrollada por el centro se ha implementado, también, en el control de las enfermedades transmisibles como el sida, hepatitis, dengue, chagas…

Un aporte considerable se ha hecho, dijo, al manejo de las enfermedades crónicas no transmisibles, con productos como un diagnosticador para la cuantificación de microalbuminuria, que es uno de los primeros marcadores de enfermedad renal, la que afecta considerablemente a Cuba y al resto del mundo.

«Desarrollamos glucómetros y biosensores que, de conjunto con el Minsap, logramos poner en manos de los diabéticos del país. Es un importante aporte para mejorar la calidad de vida de estos pacientes, que tengan un mejor control de su enfermedad y así evitar complicaciones como una ceguera por una retinopatía, o una amputación», aseveró.

Otro trabajo importante ha sido el realizado como parte del Programa Integral para el Control del Cáncer en Cuba. «Tenemos el paquete tecnológico para el cáncer cervicouterino, que está integrado por un kit para la toma de pruebas citológicas», indicó.

También, abundó, desarrollan un video colposcopio que supera en ocho veces el diagnóstico del especialista de cualquier lesión maligna o premaligna, el cual está disponible en las 45 consultas de patologías de cuello, y en más de cien municipios del país, en consultas de patologías benignas. A esto también se le acopló un equipo de electrocirugía, agregó.

Asimismo, es de destacar el trabajo realizado por el centro para la detección de antígenos prostáticos específicos, o PCA, para la pesquisa del cáncer de próstata, segunda causa de muerte en el hombre cubano.

«Desarrollamos también una prueba inmunológica rápida para la detección de hemoglobina humana en las heces fecales, que es la que se utiliza en el mundo para la pesquisa de cáncer de colon, la tercera causa de muerte en Cuba en ambos sexos», detalló.

«Tenemos otros productos de utilidad para el Minsap, como el marco estereotáctico, fabricado con la colaboración del Centro Internacional de Restauración Neorológica (Ciren) para la neurocirugía de mínimo acceso, y que se utiliza en todo el territorio y otras naciones como Argentina», concluyó.

Con un promedio de 319 trabajadores en todos sus sistemas y dependencias, en 2013 el CIE realizó ventas por más de 84 millones de pesos —de ellas más de 52 millones de CUC exportados—, para una productividad de más de 243 000 pesos por trabajador.

Estos resultados, y otros muchos proyectos en los que trabaja en la actualidad el colectivo del Centro de Inmunoensayo, lo hicieron acreedor de la condición de Vanguardia Nacional, por vigésimo primera ocasión consecutiva. La bandera que acredita la altísima distinción que otorga la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) le fue entregada en acto solemne este miércoles.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.