Tributo desde la serranía

Cientos de pobladores del territorio que liberó, encabezados por los Comandantes de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y Guillermo García Frías, homenajearon al Comandante Juan Almeida Bosque en el quinto aniversario de su desaparición física

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

CRUCE DE LOS BAÑOS, Tercer Frente, Santiago de Cuba.—La estatura humana y trascendencia histórica de la figura del jefe fundador del III Frente Oriental Dr. Mario Muñoz Monroy, el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, fue recordada la víspera entre las montañas que liberó, en ocasión del quinto aniversario de su desaparición física.

Con los primeros rayos del sol de este 11 de septiembre y con el cariño que conquistó el Héroe en estas serranías como el mejor motivo, cientos de pobladores de este municipio santiaguero, en representación de todos los cubanos, se reunieron en la plaza central del poblado cabecera para desde un acto político cultural rendirle el primer tributo de la jornada.

Campesinos, estudiantes, combatientes, el pueblo todo de Cruce de los Baños 
rindió tributo en peregrinación al Héroe. Foto: Jorge Luis Guibert

Verbo y melodía, entre ellas el antológico tema El gran día de enero, de la autoría del destacado combatiente, fueron los protagonistas de este primer momento de recordación  que estuvo encabezado por los Comandantes de la Revolución Guillermo García Frías y Ramiro Valdés Meléndez, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Olga Lidia Tapia Iglesias, integrante del Secretariado del Comité Central del PCC; el General de División Onelio Aguilera Bermúdez, jefe del Ejército Oriental y las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en el territorio, además de familiares y compañeros de luchas.

Al intervenir en la ceremonia, Lázaro Expósito Canto, miembro del Comité Central del PCC y su primer secretario en Santiago de Cuba, resumió la vida y trayectoria revolucionaria del Comandante Almeida destacando su lealtad incondicional a Fidel y Raúl, sus virtudes humanas, valentía y ejemplo en el cumplimiento del deber.

Posteriormente, y como es ya una tradición, los participantes en el acto marcharon en peregrinación desde el poblado de Cruce de los Baños hasta la cima de la Loma de la Esperanza donde descansan los restos del también asaltante al Moncada y expedicionario del Granma y sus compañeros de luchas, para colocar flores ante su sepulcro.

Ante la tumba del Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, en el Mausoleo a los Héroes y Mártires del III Frente Oriental Dr. Mario Muñoz Monroy, fueron depositadas igualmente ofrendas florales a nombre del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro; del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro; del pueblo de Cuba y de sus familiares.

Una guardia de honor especial, protagonizada por alumnos de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de Contramaestre, ratificó el toque de solemnidad de la conmemoración, en la que la serranía toda, en patriótico gesto, evocó la huella de luz traída a  la montaña por el Comandante Juan Almeida Bosque, el hombre que al frente de 57 combatientes llevó la libertad a estas montañas el 6 de marzo de 1958, y cuya  vida  ejemplar lo convirtió en un ícono del proceso revolucionario cubano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.