Cuando la grada regresa a la tierra

En solo 20 días, innovadores del taller de maquinado de la Isla de la Juventud recuperaron diversos implementos para reincorporarlos a la preparación de tierras

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud.— Campesinos de este territorio agradecen por estos días la oportunidad de utilizar nuevamente implementos de labranza obsoletos y sobreexplotados, que regresan a la vida útil gracias a la labor de miembros de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores en el taller de maquinado de la Agricultura.

René Rodríguez Rives, de la cooperativa de crédito y servicios (CCS) Juan Manuel Márquez y uno de los productores con mejores resultados aquí, reconoció el esfuerzo y la rapidez de los innovadores para solucionar problemas añejos de roturas en medios que resultan imprescindibles para su labor.

«Hace tres años se me rompieron la grada y el arado, y ahora podré contar con ellos para alistar mis tierras. Este año tengo el compromiso de sembrar casi dos caballerías de frijol, media de tomate para la industria y una caballería y media de calabaza», dijo.

Otro de los productores que aplaude la iniciativa es Regino Torres Rives, de la CCS Celia Sánchez, a partir de la recuperación de una cosechadora de arroz, parada por problemas en los rodamientos y bujes para el sistema de esteras.

«Estos hombres merecen todo nuestro reconocimiento y respeto. Sin las esteras no se puede entrar al arroz, y esa máquina es “la vida” de nosotros. El año pasado perdimos varios quintales debido a las roturas. Hubo una maduración temprana del grano y fue imposible cosechar todo», comentó.

Rafael Córdova Hechavarría, mecánico jefe del taller de maquinado de Libertad América, en este Municipio Especial, comandó el equipo de tres mecánicos y dos soldadores que en solo 20 días devolvieron a su vida útil siete gradas y cuatro arados.

«Trabajamos duro, sin descanso ni siquiera los fines de semana. Tuvimos que inventar para recuperar materiales desechados y, luego de un proceso de tratamiento en las máquinas del taller, hacer casi nuevos los portadiscos, ejes, tapas para chumaceras… Se dice fácil, pero fue intenso», explicó.

Tomás Betancourt López, director de la empresa agroindustrial del territorio, reconoció que la recuperación de esas máquinas es determinante en la preparación del terreno a cultivar para la venidera campaña de frío, según lo previsto en el Programa de Desarrollo Integral (2012-2020).

«Hoy, un problema serio son las gradas tanto de producción nacional como de importación, pues no han llegado al territorio, y sin la mecanización es imposible cumplir el plan», apuntó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.