La virtud elevada por el amor - Cuba

La virtud elevada por el amor

Alicia Jrapko, coordinadora en Estados Unidos del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, y Bill Hackwell, fotógrafo y activista de esa organización, fueron condecorados con la Medalla de la Amistad en cumplimiento de un acuerdo del Consejo de Estado

Autor:

Nyliam Vázquez García

Pareciera que Alicia y Bill no saben dónde colocar tantas emociones. Dicen que se sienten honrados, que ellos han recibido más de lo que han dado, y que la muestra está en todas las personas reunidas en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP). Alicia Jrapko y Bill Hackwell, ella coordinadora en Estados Unidos del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, él fotógrafo y activista de esa organización, fueron condecorados este jueves con la Medalla de la Amistad en cumplimiento de un acuerdo del Consejo de Estado.

Recibieron la medalla de manos de Fernando y René, mientras desde las respectivas prisiones Tony, Ramón y Gerardo les hablaron a estos amigos especiales a través de mensajes que hicieron el largo viaje para que ellos, a pesar de la injusticia, también estuvieran en La Habana.

Tony, en la voz de su hermana Maruchi, dijo que estaba seguro de que si le pidieran un ejemplo de amigo —«un amigo de esos que darían hasta la vida por estar al lado tuyo»— él sin duda mencionaría a Alicia y a Bill. Ramón, en la voz de Elizabeth, evocó la lealtad de este matrimonio solidario, pilares de la lucha por la libertad de los Cinco en EE.UU. «Los queremos mucho», se le escuchó a ese gigante, quien también habló de ese abrazo infinito que él sabe que se darán algún día.

El mensaje de Gerardo, fiel a su naturaleza, les sacó amplias sonrisas a los homenajeados. Chabela, la hermana del Héroe, trajo las evocaciones de Gerardo, quien recordó que entre las primeras cartas que recibió estuvo una de Alicia, las visitas que han hecho durante tantos años a la prisión, y el apoyo a los viajes de los familiares de sus hermanos.

«Hoy los Cinco nos sentimos orgullosos… Felicidades… el abrazo se los debo». Cuando parecía que el mensaje había terminado, se escuchó la nota que lo hace inconfundible: «A mi secretaria: Recuerda que alguien tiene que escribir la noticia de esta medalla…», y Alicia no pudo contener la risa y con gesto rápido se secó una traviesa lágrima. A veces las emociones…

Bill quiso hablar primero y comentó del significado de la medalla, del modo en que lo había transformado la Revolución Cubana, el pensamiento del Che. «Quién me iba a decir que cinco hombres iban a encarnar la esencia del Che».

«Traemos con nosotros el cariño de los compañeros del Comité Internacional en los Estados Unidos. Sin ellos las últimas acciones en apoyo a los Cinco en suelo estadounidense no habrían sido posibles. Una lucha tan larga como la causa de los Cinco solo puede sostenerse cuando hay detrás un Gobierno y un pueblo respetado y admirado por gente de buena voluntad de todas las partes del mundo», fueron las primeras palabras de Alicia.

«Seguiremos haciendo, seguiremos tocando puertas, todas las que haga falta…», dijo esta amiga argentina que no necesita medallas para reconocerla. Tampoco Bill, pues ambos trabajan ardua, incansable y tenazmente por la libertad de los Cinco.

Estuvieron arropando a estos amigos Ricardo Alarcón, esencial en esta lucha; la vicecanciller Ana Teresita González; Josefina Vidal, directora de Estados Unidos del Minrex; familiares de los Héroes, niños de La Colmenita, miembros del Comité Internacional…

La Medalla de la Amistad en los pechos de Alicia y Bill, como aseguró Kenia Serrano, presidenta del ICAP, eleva la virtud. Para Alicia y Bill, quienes de pronto no sabían dónde poner las emociones de una tarde, no alcanzan las palabras, pero sobra el amor.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.