A término nueva procesadora de carbonato de calcio

La planta de tecnología italiana, única de su tipo en Cuba, se concluye en esta provincia como parte de una inversión en el Programa de Desarrollo Integral de cara al programa alimentario local, la construcción y la venta liberada del material a la población

Autor:

Roberto Díaz Martorell

CAOLÍN, Isla de la Juventud.— Una planta procesadora de carbonato de calcio, única de su tipo en Cuba, se concluye aquí como parte de una inversión en el Programa de Desarrollo Integral de cara al programa alimentario local, la construcción y la venta liberada del material a la población.

Misbel Hernández Rivero, subdirector de Mantenimiento Industrial e Inversiones de la empresa Materiales de la Construcción, informó que la planta de tecnología italiana tiene capacidad para moler hasta 25 toneladas por hora, con una granulometría de hasta 0,5 milímetros, tras pasar por los procesos de trituración primaria, secado y trituración secundaria.

Para respaldar la instalación de la fábrica, el territorio cuenta con el yacimiento Cayo Piedra —a 27 kilómetros del lugar y con un potencial del mineral para más de 20 años—, donde disponen de buldózer, cargadores, grúa, excavadora y un camión de volteo para trasladar la roca caliza hacia la industria, según apuntó Hernández Rivero.

Representantes de la firma extranjera a pie de obra reconocieron la calidad de la ejecución y del montaje, así como la profesionalidad y experiencia de la brigada cubana de la empresa de Reparaciones Mecánicas Andrés González Lines, perteneciente al Grupo Empresarial Industrial de la Construcción.

Esta es la primera de su tipo que emplazamos en Cuba. En otras provincias, como Cienfuegos y La Habana, hemos instalado algunos equipos o molinos, refirieron a este diario técnicos de la Baioni, firma encargada de velar por la calidad del montaje y funcionamiento de la inversión.

Frank Hernández González, director de la empresa de Materiales de la Construcción en la Isla de la Juventud, ponderó la agilidad y calidad de la labor de los trabajadores, quienes solo en 12 días concluyeron un cronograma previsto para un mes, tiempo que favorece el período de puesta en marcha, a fin de iniciar las producciones lo más pronto posible.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.