Mil maneras de ser solidarios

Un álbum elaborado por un colectivo laboral muestra cuánto puede hacerse a favor de la causa de los Cinco

Autor:

Margarita Barrios

Desde que Débora conoció del caso de los antiterroristas cubanos presos en cárceles de Estados Unidos, el amañado juicio, las injustas condenas, el sufrimiento de los familiares y el movimiento de solidaridad que se gestó, a partir de esos hechos, en Cuba y el resto del mundo, comenzó a pensar qué podría hacer su colectivo de trabajo para colaborar a favor de esa causa.

Más allá de matutinos y otras iniciativas que se hacían en el centro, comenzó a guardar, meticulosamente, la información que llegaba a sus manos sobre René, Fernando, Antonio, Gerardo y Ramón.

Quizá su gusto y cultura de las manualidades, además de su indiscutible sensibilidad y sentido de la justicia, la llevaron a reunir cada una de las informaciones, documentos, fotos… e indagar, buscar y así ir conformando un álbum que luego de varios años posee una amplia información sobre los Cinco.

«Me gusta llamarle la Carpeta de la Solidaridad», explica Débora Tarajano Pérez, quien realiza su labor «de hormiguita» sin descuidar su trabajo como recepcionista en la Sociedad Clasificadora del Registro Cubano de Buques.

«Cuando llega a manos de alguno de mis compañeros cualquier documento que puede servir para la Carpeta, ellos me lo facilitan», nos dice mientras muestra con orgullo el álbum.

Frank Oberto Quintana, secretario de la sección sindical en esa empresa, argumentó que siempre están buscando la manera de hacer más efectivas sus actividades de solidaridad con los Cinco, mediante iniciativas novedosas y variadas.

Con respecto al álbum destacó la labor personal de Débora y cómo ha sabido contagiar a todos con su entusiasmo para ir enriqueciendo ese material. «De manera especial han tenido acceso los estudiantes que acuden al Palacio de Pioneros de Playa, ubicado frente a nuestro centro, pero nos queda ahora hacer un sitial, un lugar donde podamos exponerlo para que se conozca más sobre la causa de los Cinco», destacó.

Para todo el colectivo la visita de René González al centro fue fundamental. «Él conversó con los trabajadores, vio la Carpeta y se mostró sorprendido de que tuviéramos tanto material importante», recuerda Débora. «Nos dejó una dedicatoria en uno de los álbumes, en la cual asegura que un día los Cinco vendrán juntos a ver nuestra Carpeta de la Solidaridad», destacó.

Y mientras llega ese anhelado día, en la recepción de la Sociedad Clasificadora del Registro Cubano de Buques, custodiados por una cubana solidaria con la causa de los Cinco, los álbumes están al alcance de quienes visitan ese lugar, y los trabajadores seguirán reuniendo materiales y trabajando a favor del regreso de los Cinco.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.